Prueban que hubo grandes lagos en el subsuelo de la Antártida

Hace 20.000 años había lagos bajo el hielo | Julia Talarn (efe)
|

Hay nuevas pruebas de que hubo grandes lagos bajo la capa de hielo del Antártico Occidental durante el último período glacial, hace unos 20.000 años, cuando el hielo era más grueso y extendido más que hoy.


Mediante el uso de técnicas geoquímicas sofisticadas para analizar el agua atrapada en los núcleos de sedimentos recuperados del fondo marino de la Bahía de Pine Island, un equipo del British Antarctic Survey concluye que el área una vez contó con varios lagos subglaciales. Los resultados se publican en la revista Nature Communications. Cientos de lagos subglaciales existen debajo de la moderna capa de hielo antártico, siendo el lago Vostok el más grande y el más conocido. Los científicos no solo sospechan que estos lagos albergan formas de vida únicas, sino que su existencia también influye en la forma en que fluye el hielo.


El monitoreo por satélite muestra que el movimiento de agua de un lago a otro puede hacer que los glaciares superpuestos transfieran el hielo de la capa de hielo antártico al Océano Austral circundante para que fluya más rápidamente. Actualmente, estos procesos son poco comprendidos y limitan la capacidad de predecir el comportamiento futuro de la capa de hielo, y con ello, el grado en que el nivel del mar subirá.


A pesar de los intentos de perforar en estos ambientes únicos los desafíos tecnológicos considerables han impedido hasta ahora a los científicos recuperar sedimentos depositados en estos lagos subglaciales. En lugar de perforar la capa de hielo, el equipo analizó exitosamente capas de sedimento de un metro de espesor dejadas por antiguos lagos durante las expediciones al mar de Amundsen en el rompehielos alemán RV Polarstern en 2006 y 2010.


El autor principal, Gerhard Kuhn, del Alfred-Wegener-Institut dice en un comunicado: “Recuperamos estos núcleos únicos de valles en el fondo del océano que estaban situados bajo la capa de hielo antártico en el pasado de la Tierra. El hielo allí se ha retirado dramáticamente, lo que nos permitió tomar muestras".

Prueban que hubo grandes lagos en el subsuelo de la Antártida