Las tripulaciones de los helicópteros de emergencias pretenden hacer huelga en julio

El Ideal Gallego-2019-05-30-008-048f5c2c
|

Las tripulaciones de los helicópteros de emergencias están en pie de guerra desde hace una semana. Ayer se concentraron en el Obelisco, para protestar contra la rebaja del sueldo de entre un 13% y un 30%, anunciada por la multinacional concesionaria, Babcock. Afecta a toda España, pero ellos sienten los ojos de sus compañeros puestos en ellos:  “Hemos sido los pioneros, porque Galicia es un poco referente nacional de Salvamento, y también referente contra incendios”, comentaron y anunciaron que esperan poder convocar una huelga indefinida a partir de julio.   

Los sindicatos STLA, UGT, CGT y CCOO ya convocaron paros parciales de dos horas. A partir de junio lunes, miércoles y viernes de diez a doce y de cuatro a doce y a partir de julio, pretenden que el paro sea indefinido. El problema con el que se enfrentan ahora los trabajadores son los servicios mínimos, que son muy restringidos dado su carácter de recurso de emergencias, y que pueden convertir en papel mojado la huelga que preparan para el mes que viene. “Es totalmente comprensible en caso de emergencia real, pero estamos buscando fórmulas con la Xunta y con la empresa para que nos den una actividad donde se pueda hacer huelga, como un simulacro o una inspección pesquera”. Por el momento, los servicios mínimos están fijados en el 100%. Es decir, que durante la huelga trabajará la misma cantidad de personal que en un día corriente, haciendo inefectiva esta medida de presión. 


De momento, realizan movilizaciones como la de ayer, en la que varios manifestantes estaban en paños menores y en sus cuerpos podían leerse frases como “Privatización=estafa”. La empresa Babcock notificó que la reducción unilateral de los salarios entre un 13% y 30% tiene como objetivo paliar pérdidas y, en principio, hay poco que puedan hacer legalmente: “La reforma laboral de 2012 les ampara bastante”. 

Negociaciones 
Desde los sindicatos mantienen reuniones periódicas con los representantes de la empresa exigiéndoles que presenten documentos que justifiquen de manera fehaciente esas pérdidas. Pero después de casi un mes de negociaciones, la empresa sigue negándose a hacerlo. “No se puede justificar que Salvamento Marítimo es rentable. Es inmoral hacer negocio”, critican. Aumenta su indignación el hecho de que se haya anunciado una subida de sueldo para los directivos del 28%: “¿Por qué a ellos les suben el sueldo si a nosotros nos lo bajan?”. 


Asimismo, los empleados también censuran la precariedad y el aumento de carga de trabajo que llevan tiempo padeciendo, con jornadas de 24 horas seguidas y 5.500 horas anuales de guardias localizadas. “Nos hemos reunido con la Xunta este lunes y nos recordaron que el contrato fue concedido hace año y medio pero quedó desierto: Babcock aseguró entonces que necesitaba más dinero para prestar ese servicio, pero la Xunta se negó a poner la diferencia. “Ellos reconocen que el servicio de Salvamento, en sí, no les da pérdidas, pero que tienen que compensar que han perdido contratos en otros países”, aseguran los trabajadores. Son unos cinco millones de euros de pérdidas.   


El problema afecta a toda España, 1.500 trabajadores del sector aéreo de emergencia, pero en A Coruña afecta al Helimer 401, al Helimer 402, con base en Santiago, al avión Sasemar 101, con toda su tripulación (rescatadores, pilotos, y técnicos de mantenimiento), así como todos los helicópteros de la lucha contra incendios y el Pesca 2 en Viveiro.

Las tripulaciones de los helicópteros de emergencias pretenden hacer huelga en julio