El casco urbano se queda varias horas sin agua al reventar la tubería general

|

La peor avería que podía producirse en lo que se refiere al suministro de agua en el municipio es la que tuvo lugar durante una gran cantidad de horas en el centro de Sada. Es decir, la rotura de la tubería central que abastece a todo el núcleo urbano, lo que originó que unas 5.000 personas se quedaran sin agua durante toda la noche del lunes al martes y gran parte de la jornada de ayer.

La tubería, que al parecer reventó sobre la medianoche, es la general, lo que dejó a toda Sada –a excepción, según explicaron fuentes municipales, parte del barrio de Fontán, que recibe agua por otra vía– sin recibir este suministro.

Hay más de 5.000 abonados afectados, entre ellos, los vecinos de Barrié de la Maza

Una situación que en la mayoría de los casos se fue resolviendo a lo largo de la mañana y que en otros, la de los que viven en la calle principal de entrada, la avenida Barrié de la Maza, a lo largo de la tarde y parte de la noche.

La rotura se produjo, como señalaron desde el Ayuntamiento, a en la citada avenida, a la altura de la Iglesia Nueva, lugar desde el que empezó a salir agua a chorros, lo que además provocó una pequeña inundación. Ante la magnitud de la avería, se desplazaron hasta allí poco tiempo después los técnicos de Aquagest, el alcalde, Ernesto Anido, y el concejal de Obras y Servicios, Emilio Gómez López.

Lo primero que se hizo entonces fue aislar la rotura, es decir, cerrar para que no siguiera perdiendo agua. La consecuencia, por lo tanto, fue que todo el núcleo urbano se quedara sin el suministro. A continuación, se realizó un baipás para poder empezar a devolver el agua desde Samoedo, La Laguna y el mencionado barrio de Fontán, con la instalación de válvulas provisionales. Esto fue sobre entre las 02.00 y las 03.00 horas de la madrugada.

Gracias a esta operación, gran parte de los vecinos del núcleo urbano de Sada comenzó a recuperar el agua en sus hogares, aunque bien es cierto que en los pisos más altos no llegaba suficiente presión como para que saliera con normalidad.

En cualquier caso, quedaba el tramo entre la Iglesia Nueva y la plaza de España, en la avenida de Barrié de la Maza. Ese tramo comprende más de una veintena de edificios y hasta última hora de la tarde no se pudo arreglar totalmente la avería. n

 

El casco urbano se queda varias horas sin agua al reventar la tubería general