El presidente de la federación de cofradías ve “superada la prueba”con un 51% de apoyo

|

El presidente de la federación de cofradías de pescadores de Galicia, Tomás Fajardo, considera “superada la prueba” de la cuestión de confianza después de que, en la asamblea celebrada ayer, 62 personas hayan votado en contra de su gestión, de un total de 100 asistentes, pero un censo que se eleva a 126 socios.
Los estatutos de la federación de los pósitos gallegos contemplan la figura de la cuestión de confianza, pero Fajardo, según subraya, “voluntariamente”, decidió someterse a ella, aunque aplicándole los términos de una moción de censura, según los cuales dimitirá en caso de que tres quintos de los sufragios rechazasen su gestión.

legitimado
Los 62 votos a favor de su salida representan el 49% del censo, pero el 62% de los asistentes (hubo también 37 personas que se opusieron a su dimisión y una abstención).
Ante estos resultados, Tomás Fajardo, patrón mayor de Porto do Son, interpretó que esta jornada “no se llegó” a los tres quintos de opositores (60%) con los que había avanzado que abandonaría, por lo que se ve “legitimado”, aunque la mencionada superación de “la prueba”, según admitió, la haya acometido “con mayor o menor éxito”.
Por su parte, el presidente de la federación de Pontevedra, José Antonio Gómez, patrón mayor de Portonovo, puntualizó que la dimisión de Fajardo “la pidió más gente” de la que la rechazó.
Al respecto del desarrollo de la asamblea, el marino pontevedrés cuestionó que que el patrón mayor de Porto do Son “se base en el censo”, cuando en la sede de la federación había 100 personas presentes. “Aún basándolo en el censo, votó a favor de su dimisión una mayoría aplastante”, interpretó (aunque en base a este criterio sería un 49% el que lo reprobó).

voto de confianza
Así, subrayó que esto no era una moción de censura, aunque el presidente “aplicó al voto de confianza, que requiere el 50+1, las normas de la moción de censura”.
Cono todo, aseguró que va “a respetarlo”, pese a no “compartirlo”, y garaantizó que su intención “no es romper ni dividir ni presentar a otro candidato alternativo”, algo que Gómez le comunicó al propio Fajardo.
Eso sí, el representante de los pósitos de Pontevedra advirtió a Fajardo de que “tome lectura de lo acontecido” ayer, y de la fuerte “oposición” a su gestión que existe, por lo que le recomendó “mejorar y consensuar las actuaciones”, así como “respetar los acuerdos del sector y no ir por libre”. “No es más que eso”,  remachó Gómez.

El presidente de la federación de cofradías ve “superada la prueba”con un 51% de apoyo