El Chuac confía en que este año podrá realizar su trasplante número cinco mil

El Ideal Gallego-2014-01-21-002-b0a0b8d1

El Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña registró en 2013 un aumento del 12,8% de donantes de tejidos y órganos con respecto a 2012, en un año en el que se practicaron un total de 220 trasplantes y solo se produjeron tres negativas familiares a las donaciones. Esto supone una media del 11%, cifra que también mejora en comparación con 2012 y que hace que el balance sea cuanto menos positivo y permita confiar en que este año el Chuac pueda llegar a su trasplante número 5.000.
Y es que el centro coruñés ha duplicado los trasplantes de médula ósea y de córnea, con 49 implantaciones oculares efectuadas con éxito durante 2013. En cuanto a los donantes, se ha pasado de los 42 de 2012 a 54, con un crecimiento de los que han suministrado tejidos al Chuac, pero también de los vivos, que han subido un 11,6%. De los 24 de 2012 se ha llegado a los 28 el pasado año, cuatro más que sumar al total de donaciones. Sin duda, los latientes es el grupo que más ha crecido, con ocho casos más que los doce meses anteriores, mientras que las asistolias han descendido un 6,6%. De las seis que se materializaban hace dos años, el Chuac ha pasado a cuatro. Sin embargo, estos datos siguen siendo buenos si se comparan con memorias pasadas. El servicio sanitario quedaba sin donantes a corazón parado en 2011 y los años anteriores –2007, 2008 y 2009– se producía solo una recepción anual, con tan solo dos en 2010.
Otra de las conclusiones que destacaban los facultativos Ramón Ares, director de procesos asistenciales, y Antón Fernández, responsable de la oficina de coordinación de trasplantes, en la presentación de las cifras anuales era el aumento en la edad de los donantes, “a los que hay que explotar al máximo”, señalaban.

perfil
La media dibuja un perfil de donante con 57 años y medio entre un conjunto donde el más pequeño que participaba en el programa tenía seis años y el mayor, 77. En este sentido, uno de los objetivos será concienciar a la población de la importancia que tiene la generosidad de la gente a la hora de ceder sus órganos para salvar vidas. El Chuac se convirtió además en el primero en realizar un trasplante renal cruzado en Galicia el pasado diciembre, a la espera de que otros diez enfermos encuentren riñones compatibles.
Con una lista de espera de 53 pacientes, la mortalidad tiende a ir a la baja. En concreto, son 20 los que esperan una llamada del Chuac avisándolos de un pulmón disponible, otros 20 los casos hepáticos, siete suma la lista por un páncreas, 265 buscan un riñón y seis, un corazón. Los fallecidos el año pasado por no contar con el órgano en el plazo esperado hablan de un 4% de casos de personas con patologías cardiacas, un 4,1% de fallecidos por falta de un hígado a tiempo y un 1,5%, esto es, una defunción en el grupo de trasplantes de pulmón. En este sentido, 2014 se presenta como un año en el que se podría llegar a los 5.000 trasplantes desde que la unidad comenzó a funcionar en 1981. Desde entonces, han ido aumentando no solo los pacientes sino también los medios. Prueba de ello está en la máquina de perfusión renal con la que esperan seguir creciendo en trasplantes renales de donante vivo tal y como ocurría el año pasado, que se aumentaba de 24 a 28 casos.
Y es que el ritmo con el que operan en el Complejo Hospitalario Universitario los sitúa como el cuarto hospital trasplantador. Una circunstancia que mejorará en el primer trimestre cuando el primer Banco de tejidos de córnea gallego se instale definitivamente en el centro de As Xubias.
Será por tanto un avance más en el historial de un edificio que se inscribe ya como pionero en trasplante renal cruzado al tener el programa formal. En cuanto al de córnea, la idea es que eche a andar en cuanto estén listos los protocolos necesarios con el fin de ofrecer la posibilidad de cambiar esta membrana a pacientes de toda Galicia. n

El Chuac confía en que este año podrá realizar su trasplante número cinco mil

Te puede interesar