Los inversores sacaron de España 19.000 millones solo en diciembre ante la incertidumbre política

21 octubre 2015 página 36 El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha situado este miércoles la tasa de paro en torno al 20% en el cuarto trimestre de 2016, siempre y cuando se mantenga la dinámica observada
|

La incertidumbre política en España en 2015 –sobre todo durante el final del año– y que continúa su proceso en 2016 tiene consecuencias en la economía, como lo reflejan los datos publicados por el Banco de España. Los inversores sacaron del país 70.200 millones de euros en 2015, cifra que contrasta con los 5.600 millones de euros que invirtieron en el país en 2014, y solo en el mes de diciembre, los inversores retiraron de España 19.000 millones de euros.
La salida o entrada de capitales es un saldo que resulta de tener en cuenta lo que los inversores españoles colocan dinero fuera del país y lo que los extranjeros destinan a España durante ese mismo período.
En el desglose de los datos, los 70.200 millones que los inversores sacaron de España en 2015 se produjeron por la retirada de 21.300 millones en las aportaciones directas, así como los 48.800 millones de euros que retiraron del país en otras inversiones (préstamos y depósitos). En cuanto a las de cartera, los inversores también sacaron de España 700 millones de euros durante el año pasado y únicamente en derivados financieros destinaronal país 600 millones de euros.
De esta forma, la posición deudora neta del Banco de España frente al exterior registró en 2015 un aumento por importe de 40.600 millones de euros.
El importe sacado de España por los inversores en 2015 (70.200 millones de euros) contrasta con los 5.600 millones que invirtieron un año antes, y más aún con los 73.600 millones de euros que trajeron a España en 2013, gracias a la mejora de la economía española y la mayor confianza en la misma. Mientras, la balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un superávit de 16.700 millones de euros en 2015, un 63,7% más que el obtenido en 2014 (10.200 millones de euros).
Por otro lado, la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s (S&P) estimó que España refinanciará el 18% de su deuda en 2016. 
Además, España se convertirá este año en el décimo mayor emisor de deuda a largo plazo en el mundo, con una cifra estimada de 133.500 millones de dólares (121.365 millones de euros), lo que representará en torno al 2% del total mundial.

Los inversores sacaron de España 19.000 millones solo en diciembre ante la incertidumbre política