Dos universitarios fundan una nueva empresa de servicios para peregrinos

|

De la mordedura de un can nació una empresa de servicios tecnológicos. Roberto Fraga, que está terminando el grado en Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de A Coruña, caminaba hace algunos años por el Camino de Santiago cuando lo mordió un perro en una zona apartada. El incidente le hizo ver la necesidad de que los peregrinos del siglo XXI viajen con el respaldo de la tecnología más moderna. Para conseguirlo, ha creado, junto con Lara Castelo, graduada de la Universidad coruñesa, la empresa Pilgrim Global Solutions, enfocada a ofrecer un “sistema de gestión integral para el camino de Santiago”.
La iniciativa, que acaba de recibir el segundo premio del concurso de proyectos empresariales Semente de Monforte, comprende varios proyectos. Uno de ellos es la creación de una aplicación de software que se podrá descargar gratuitamente en los smartphones de los usuarios, y que proporcionará a los peregrinos información sobre las rutas del Camino, los lugares en los que pueden descansar o los lugares más interesantes que se pueden visitar en una parada determinada. Incluye la posibilidad de reportar incidencias a la Administración y un rutómetro con indicaciones.
Pilgrim Global Solutions ofrecerá a los peregrinos elementos físicos para facilitar su camino, como una tarjeta asociada a una cuenta bancaria o de Paypal que permitirá viajar sin dinero y realizar pagos de forma rápida y segura. Fraga y Castelo también han desarrollado  una “pulsera tecnológica”, la Pilgrim Band. Este aparato proporcionará información a su propietario sobre el camino de Santiago, y le permitirá estar geolocalizado, de la misma forma que la aplicación para teléfonos móviles.
La tarjeta y la pulsera permitirán a los peregrinos realizar pagos en los establecimientos a lo largo del Camino. Gracias al sistema beacons, los usuarios podrán conocer las ofertas de los comercios cercanos antes de entrar en ellos: les llegará información acerca de las habitaciones que tienen libres, o de los descuentos que apliquen. Las pulseras se venderán a los peregrinos interesados, y Pilgrim Global Solutions prevé distribuirlas también a través de turoperadores. Por último, la empresa pondrá en marcha una red social dirigida a peregrinos.
La empresa empezará su actividad el próximo mes de mayo, y sus creadores invertirán en el proyecto los 6.000 euros que recibieron en el concurso Semente de Monforte. Pero el proceso ha sido largo. “Llevamos tres años trabajando” explica Fraga “e hicimos 17 veces el camino de Santiago para analizar las necesidades de los peregrinos y de los albergues”. El proyecto alcanzará todas las rutas dentro del territorio español, lo que, como explica el emprendedor y universitario “nos diferencia de la cobertura que da la Xunta, que solo abarca el territorio gallego”.

Dos universitarios fundan una nueva empresa de servicios para peregrinos