El Tribunal de Cuentas constata abusos en la atención sanitaria que se presta a los extranjeros

|

 La diferencia millonaria entre lo que España factura por la atención sanitaria a extranjeros y lo que paga por la que los españoles reciben fuera o el uso abusivo que Portugal hace de la sanidad española son algunas de las deficiencias que el Tribunal de Cuentas detectó en un informe sobre la asistencia sanitaria a extranjeros.

Así, en 2009 España facturó 441,1 millones de euros a 26 países de la UE más Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, por la asistencia médica prestada a ciudadanos de estos países, mientras que el gasto que supuso la asistencia de españoles en el extranjero sumó 46,2 millones de euros.

El Tribunal de Cuentas señala en su informe que esta diferencia se debe a que “España es un país receptor de turistas y residentes extranjeros”.

El Tribunal también detectó que el número de facturas emitidas a ciudadanos de Francia y Portugal “supera significativamente el promedio” del resto de los países de la UE y que las prestaciones sanitarias prestadas se concentran en las provincias de Badajoz y Pontevedra, ambas limítrofes con Portugal.

El Tribunal de Cuentas constata abusos en la atención sanitaria que se presta a los extranjeros