Lucho García se suma a la lista de ‘tocados’ del Deportivo

Salva Ruiz y Eneko Bóveda ultiman sus procesos de recuperación previos a regresar al grupo | patricia g. fraga
|

En el entrenamiento del jueves, tras uno de los remates a portería en un ejercicio de fútbol en espacio reducido (un cuatro contra cuatro a menos de medio campo), Lucho García se echó la mano a un codo con gestos evidentes de dolor mientras se lamentaba. El arquero completó esa sesión de trabajo, pero en la siguiente no se ejercitó con el grupo y tampoco con los otros guardametas del equipo.

El excancerbero del Sevilla está pendiente de evolución, según explicó el parte médico ofrecido por el Deportivo. El santiagués Pablo Brea se entrenó con la primera plantilla a la espera de cómo progrese de sus molestias el suplente de Carlos Abad.

Lucho García fue incorporado por el Deportivo en verano para reforzar la portería junto al tinerfeño, que le ganó la partida por la titularidad. El colombiano espera su turno desde el banquillo y, si todo transcurre con normalidad, debutará en partido oficial dentro de un mes en la primera eliminatoria de la Copa del Rey que disputará el Deportivo, la que se sortea este lunes y en la que a los blanquiazules les puede tocar un rival de Segunda División (diez de ellos se medirán a equipos de Segunda B), aunque lo más probable es que le caiga en suerte uno de los 46 se su misma categoría que participan esta temporada en el torneo del KO.

Además de Lucho, están ‘tocados’ una amplia lista de jugadores, aunque por molestias leves. Como esta semana no hay liga para el Deportivo, el equipo técnico y los médicos han preferido no forzar a esos futbolistas con molestias y han programado para ellos entrenamientos específicos sin correr el riesgo de caer lesionados.

Es el caso de Keko Gontán, el centrocampista Yago Gandoy, el lateral derecho Jorge Valín, que esta semana se sumó a la enfermería con un esguince de tobillo que se produjo en la última acción de uno de los entrenamientos, Borja Granero y Héctor Hernández.

Todos ellos, con la duda de Valín, estarán disponibles para la cita del domingo de la próxima semana ante el Guijuelo.

Más complicado lo tiene el central Derik Osede, que se repone de una lesión muscular en el sóleo, sin afectación al tendón de Aquiles, que se produjo en el encuentro con el Unionistas de Salamanca.

Más opciones de recibir el alta médica a tiempo para el partido de Guijuelo, correspondiente a la quinta jornada del Grupo I, subgrupo A, de Segunda B, tienen los laterales Eneko Bóveda y Salva Ruiz, que se encuentran inmersos en la recta final de sus respectivos procesos de recuperación y ayer tuvieron una sesión más intensa con el readaptador, Fran Molano.

Lucho García se suma a la lista de ‘tocados’ del Deportivo