Lucho García y Borja Galán regresaron al trabajo grupal

Lucho García, en primer plano, regresó a la actividad en compañía del resto de guardametas | fotos: p. puig
|

El RC Deportivo regresó después de una jornada libre a los entrenamientos con la novedad del regreso con el grupo de dos futbolistas que arrastraban problemas físicos la semana pasada: Lucho García y Borja Galán.

El cancerbero colombiano padecía una lesión muscular en el recto anterior de su pierna derecha, mientras que el extremo madrileño fue víctima de una sobrecarga en el aductor.

Ambos se ejercitaron al mismo ritmo que sus compañeros, en lo que supone una buena noticia en la semana en la que el Deportivo abrirá sus partidos de carácter amistoso preparatorios, mañana miércoles en Abegondo ante el Estradense (19.00 horas) y el sábado en Vilalba frente al Racing Villalbés (11.30 horas).

El que no pudo estar con el grueso del equipo fue el central italiano Michele Somma, que se ejercitó en solitario mientras se negociaba su posible salida del club herculino en la mañana de ayer.

El cuerpo técnico encabezado por Fernando Vázquez diseñó una sesión en doble turno de trabajo (10.00 y 18.00 horas) en la que el míster continuó optimizando la puesta a punto de su plantel.

A falta de prácticamente cuatro semanas para que dé el pistoletazo inicial de la Liga en Segunda B, el conjunto coruñés va adquiriendo de modo paulatino el ritmo necesario para competir.

Lo anómalo de la presente pretemporada —planificada inicialmente para actuar en Segunda División— ha dictado que los futbolistas blanquiazules hayan superado ya el ecuador de una preparación muy larga, de aproximadamente dos meses —ocho semanas—.

En el test matinal Vázquez dispuso una tarea de velocidad, diversos rondos, un circuito de fuerza y, para concluir, un trabajo de posesión y un partido a mitad del campo 2, en espacio reducido y de alta intensidad.

Por la tarde, sin el central transalpino Miquele Somma, el equipo prosiguió con su plan de trabajo con una nueva sesión en la que el plantel realizó un exigente test físico.

Lucho García y Borja Galán regresaron al trabajo grupal