“Para ser padre hay que tener paciencia y tiempo”

Copia de El Ideal Gallego-2013-12-14-013-ed82c412
|

Rosa Jové es licenciada en Psicología. Está especializada en Psicología Clínica infantil y juvenil y en Psicopediatría (bebés menores de 3 años). Mañana impartirá dos charlas en Churritines.

Comienza con una conferencia sobre la crianza natural ¿A qué se refiere?
La crianza se refiere a niños de hasta los 6 años y vamos a hablar de un poco de todo. De la comida, del sueño, de cómo quitar el chupete... Por la tarde, tocará la resolución de conflictos en el seno de la familia.

¿Qué consejo daría a unos padres primerizos?
Primero paciencia. Los padres tienen que tener paciencia y si no que esperan. La segunda es tiempo. Muchos empiezan a ahorrar en dinero cuando quieren tener un hijo y yo les digo que ahorren en tiempo, que junten días libres, o de las vacaciones... O si ahorran dinero que sea para contratar a alguien que te ayude en casa porque un niño requiere mucho tiempo.

Dará la charla “Ni rabietas ni conflictos” ¿Es posible?
Nadie está exento de conflictos.  Se da en todos los grupos y en todas las familias porque nos es innato. No se trata de que no haya conflicto, se va a dar. Lo importante es cómo solucionarlo.

¿Puede dar alguna pista sobre cómo resolverlos?
La solución va por edades. Con un adolescente te puedes sentar a hablar. A cada edad lo suyo. Antes de los 2 años evita el problema y distrae, por ejemplo si el niño pide una golosina cada vez que se pasa por delante de un quiosco, lo mejor es ir por otra calle y evitar así el problema. A partir de los tres ya se puede empezar a hablar. Si lo haces bien, ya van a saber cómo resolver un problema o negociar cuando sean mayores, cuando lo importante es opinar y escuchar sin criticar y eso lo hacen mejor los hijos que los adultos.

En una familia que no tengan estas dinámicas, ¿se puede cambiar?
Siempre se puede aprender y siempre se pueden hacer cambios. Hay gente que con 67 años se saca el carné de conducir o van a la universidad. El cambio siempre es posible.

“Para ser padre hay que tener paciencia y tiempo”