Galicia no cobrará a los ciudadanos por usar el servicio de ambulancias

alberto nunez feijoo informa en rp dos asuntos abordados na reunion do consello da xunta foto: ana varela
|

La Xunta será “sensible y consecuente” con las características propias de la geografía gallega, como la dispersión, y por el tipo de dolencia para las que se requiera transporte sanitario. Aún así el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, avanzó que esperará a conocer la orden ministerial que hable de las tasas de ambulancias para ver qué “margen” le deja y qué hacer en el caso de la comunidad gallega.

En cualquier caso, el presidente gallego explicó que Galicia cumplirá las medidas de legislación básica, como es su obligación, e hizo un llamamiento a los ciudadanos a la tranquilidad en cuanto al hecho de pagar el transporte sanitario no urgente, como acordó el Gobierno, ya que “no se hará en las próximas semanas” y estará regulado por una orden que aún no se ha elaborado.

Galicia, dijo, será consecuente con su situación de dispersión poblacional y de las patologías que padecen sus ciudadanos, por lo que planteará estas cuestiones en un próximo consejo interterritorial de salud, ya que el objetivo final es que haya una cartera de servicios común, porque en estos momentos hay comunidades que ya cobran por este transporte y otras no.

 

Precios y tarifas > “Ni sabemos precios, ni tarifas, ni tasas, ni supuestos en los que se podría cobrar”, afirmó Núñez Feijóo, que indicó que “cuando haya información” la evaluarán y atenderán “o no, las propuestas”.

El presidente explicó que Galicia puede materializar estos compromisos porque la situación respecto al déficit “es un poco mejor” que la de otras comunidades, ya que entre el 7% de alguna de ellas y el 1,6% de Galicia hay margen para actuar en las medidas que no son legislación básica, “dado que el ejercicio de autogobierno es decidir”, indicó.

Núñez Feijóo valoró que en estos momentos “haya un Gobierno” en España, que es importante “cuando un país está en crisis” y aseguró que “lo mejor” que les puede pasar a las comunidades es tener un Ejecutivo “que está luchando por mantener el estado de las autonomías” y por eso establece legislación básica.

“A partir de lo homologable, si alguna comunidad puede aumentar sus prestaciones, que lo haga, pero con su responsabilidad”, afirmó Núñez Feijóo.

Por otra parte, avanzó que el Gobierno está evaluando la posibilidad de plantear en la mesa sectorial de Educación que todos los institutos gallegos sigan ofreciendo dos opciones de Bachillerato.

Feijóo explicó que esta medida entra en el “margen de flexibilidad” de cada comunidad en función de su situación respecto al déficit, como también el compromiso anunciado el pasado miércoles de no subir la ratio de alumnos por aula o el de mantener las tasas universitarias en la comunidad entre las más bajas del Estado.

Ssostuvo que entre el Gobierno anterior, socialista, y el actual, del PP, hay dos formas de entender el Estado de bienestar, “dejar a deber o pagarlo y que siga siendo viable”. “El anterior decidió congelar las pensiones y subirles los impuestos a los pensionistas para hacer parques, aceras y jardines y este Gobierno decidió pedir un poco a los que tienen un poco más para hacer centros de salud, hospitales y seguir yendo al médico gratis”, afirmó.

En cuanto al debate de apostar por medidas de crecimiento y no tanto de ajuste, Feijóo aseguró que “no es posible apostar por el crecimiento dejando todo a deber, sin pagar a nadie”, porque, en su opinión, eso es lo que ocurrió hasta ahora y supone “apostar por el empobrecimiento”.

“El principal problema de España es su deuda, los costes de lo que ha dejado a deber. Si tuviera un déficit del 3,4%, como el de la media de la UE hablaríamos de crecer, no de ajustes”, dijo.

En su opinión, todas las medidas que está adoptando el Gobierno se toman “con el objetivo de crear empleo”.

Reiteró que entre las aprobadas en sanidad y educación hay algunas que son legislación básica, de obligado cumplimiento y otras en las que cada comunidad tendrá un “margen de flexibilidad” en función de su situación.

En cualquier caso destacó que España es una de las naciones con la situación económica “más delicada” y sin embargo es “una de las que no cobra nada por la asistencia sanitaria”.

 

Galicia no cobrará a los ciudadanos por usar el servicio de ambulancias