La abogada del acusado de matar a su hijo de once años renuncia a llevar su defensa

El presunto parricida ingresó el jueves en prisión | pedro puig
|

La abogada designada para encargarse de la defensa de M.J.M.M., el vecino de Labañou acusado de asesinar a su hijo de 11 años el Día de la Madre, ha renunciado a representarle.

La letrada presentó el viernes la documentación correspondiente a la formalización de su rechazo a llevar el caso, una vez que había realizado los trámites relacionados con la puesta a disposición judicial del sospechoso.

M.J.M.M. había sido su cliente en ocasiones anteriores, en las que había llevado su defensa en cuestiones jurídicas de índole menor, como faltas. Fuentes cercanas a la abogada indican que esta se quedó profundamente impresionada por los hechos y las circunstancias que rodean el caso, motivo por el que decidió renunciar a representar al presunto parricida.
Este ingresó el jueves en la prisión de Teixeiro, donde se le aplica el protocolo de seguridad frente a otros presos. El magistrado del Juzgado de Violencia de Género decidió procesarle por un delito de homicidio (calificación que podría cambiarse a la de asesinato, a medida que avance la instrucción) así como otro delito contra la integridad moral de la madre, puesto que el juez avala la tesis de que el detenido mató a su hijo el Día de la Madre y arrojó el cuerpo en un monte de Oza como una forma de hacer daño a su expareja, de la que se había divorciado hace siete años.

Declaración
El electricista de Labañou, que desde el lunes –día de su detención– estaba en la comisaría de la Policía Nacional en Lonzas, pasó el jueves a disposición judicial y dos médicos forenses le sometieron a un examen psiquiátrico para determinar si estaba en condiciones de prestar testimonio. Su veredicto fue que así era, aunque el detenido se acogió a su derecho a no declarar.
A pesar de que el acusado guió a los agentes de la Policía Nacional que lo detuvieron hasta el monte de A Barra (Oza-Cesuras) donde se halló el cadáver del menor, de 11 años, no se llegó a dar una confesión de culpabilidad en toda regla.

En su historial, no obstante, destaca una denuncia por coacciones que se remonta a 2008 y que acabó en una orden de alejamiento que se prolongó hasta 2013, y otra denuncia a raíz de unas amenazas a través de las redes sociales que acabó sobreseyéndose por falta de pruebas.

La abogada del acusado de matar a su hijo de once años renuncia a llevar su defensa