Más de doscientas personas se reúnen para reconocer la labor de Merino

Copia de El Ideal Gallego-2014-04-30-010-aef6e484

“Hablaba en gallego y jugaba al ajedrez y defendía a la gente de los barrios porque él era de barrio y los de La Hípica y Los Cantones, se chinaban, normal”, aseguraba sobre Domingos Merino una María Pita “más de Francisco Vázquez, con las siete vocales”, encarnada por la actriz Isabel Risco que ayer fue la encargada de iniciar el homenaje al primer alcalde demócrata de A Coruña.
El salón del Círculo de Artesanos se quedó pequeño para acoger a todos los ciudadanos, políticos y personajes de la cultura como Camilo Nogueira o Felipe Senén que no se quisieron perder el evento. Pero la expectación comenzaba ya fuera, con un “Escarabajo” con el cartel de campaña de Merino para las elecciones de 1979 y que ganó como cabeza de lista de Unidade Galega.

El vecino de monte alto
Uno de los aspectos que más se remarcaron en el homenaje de ayer fue que Merino era “un obreiro de Monte Alto, republicano e de esquerdas”, como resumía el portavoz del BNG en A Coruña, Xosé Manuel Carril.
Pero no fue el único rasgo que destacaron de la personalidad de este político que se fue de la alcaldía dos años después por una moción de censura. Su carácter demócrata, marcado por dejar hablar en los plenos de cualquier tema y poner las sesiones por la tarde para que pudieran ir los vecinos o el hecho de hablar en gallego y hacer de este idioma uno más en la administración coruñesa, también se mencionaron en el homenaje.
Su “coherencia”, también fue alabada. Después del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, votó “a favor da condena da ocupación militar e se abstivo” al tener que expresar lealtad al Rey y a la Constitución, “como sempre fixeron os partidos nacionalistas, incluso cando se votou a Constitución”, detalló Carril.

Más de doscientas personas se reúnen para reconocer la labor de Merino

Te puede interesar