El próximo gabinete de Obama está rodeado de múltiples interrogantes

Obama saluda a los fotógrafos a su llegada a la Casa Blanca efe
|

La Casa Blanca baraja decenas de nombres para cambiar sustancialmente el gabinete de Barack Obama en su segundo mandato, en un proceso que apenas ha empezado y que considera a republicanos para puestos tan importantes como Defensa, según fuentes cercanas al proceso que citan varios medios.

Con vacantes a punto de abrirse en los principales cargos de su gabinete, Obama podría hacer ofertas a miembros de la oposición en un intento de reflejar el espíritu conciliador que prometió en su discurso de reelección, informó ayer el diario “The New York Times” y la revista Politico.

El presidente de EEUU encargó hace semanas a su asesor Pete Rouse que elaborara listas de posibles candidatos para todas las carteras, con especial atención a dos pesos pesados que serán bajas casi seguras el próximo año: la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el del Tesoro, Timothy Geithner.

Clinton repitió que solo ocupará el cargo hasta que Obama nombre a su sucesor, pero también admitió que “mucha gente” le ha pedido que se quede al frente de la diplomacia, algo que podría hacer por lo menos hasta que concluya la investigación sobre el atentado del 11 de septiembre en Bengasi (Libia), en el que murió el embajador estadounidense.

La embajadora ante la ONU, Susan Rice, podría sustituir a Hillary Clinton

El nombre que más suena para sustituirla es el de la embajadora ante la ONU, Susan Rice, hasta el punto de que, durante una rueda de prensa en septiembre, una alta funcionaria se refirió a ella como “la secretaria de Estado Rice”, provocando risas nerviosas entre sus asesores.

El siguiente vacío lo dejará Geithner en cuanto acaben las negociaciones sobre los recortes fiscales en el Congreso, y el sustituto más probable es Jack Lew, el jefe de personal de la Casa Blanca y exdirector de la oficina de presupuesto. “La última semana se le ha nombrado a él y solo a él. Les gusta Jack, Jack puede hacerlo. Me sorprendería si fuera cualquier otro”, dijo a Politico un demócrata que está en contacto con el proceso.

En la lista están también Roger Altman, que fue subsecretario del Tesoro durante el mandato de Bill Clinton, y ejecutivos como el expresidente de Google Eric Schmidt y la jefa de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, cercana a Obama y que sería la primera mujer en dirigir el departamento del Tesoro.

De no entrar en el Tesoro, alguno de esos nombres podría ir a parar al Departamento de Comercio, que carece de titular confirmado por el Congreso desde el pasado mes de junio.

El próximo gabinete de Obama está rodeado de múltiples interrogantes