Un central y plantel cerrado

La inesperada baja del central italiano Michele Somma ha dejado una vacante en el eje de la zaga herculina de cara al próximo ejercicio | aec
|

El RC Deportivo de La Coruña ha puesto a funcionar su maquinaria a tope en la asesoría deportiva para tratar de confeccionar una plantilla de garantías con la que aspirar al ascenso hasta el regreso al fútbol profesional.

Hasta el momento han sido once los fichajes efectuados por el asesor deportivo Richard Barral y su equipo, contando ya al atacante venezolano Miku y al mediocentro Uche Agbo —cuya llegada está prevista para esta semana—.

Siempre que ningún futbolista más salga del equipo blanquiazul, la secretaría técnica tiene previsto realizar tan solo una nueva incorporación, la de un central para ocupar la vacante dejada por el inesperado adiós de Michele Somma.

La marcha del transalpino ha incrementado la necesidad de dotar al grupo de un hombre de experiencia contrastada para blindar la retaguardia.

Barral aguarda poder cerrar cuanto antes la contratación de un futbolista con el que daría por cerrada una plantilla ambiciosa, dotada de exponentes de calidad en todas sus líneas.

Antes de que el balón eche a rodar el próximo fin de semana del 17 o 18 de octubre dos futbolistas blanquiazules que han entrado en las cábalas para poder abandonar A Coruña tomen una decisión en firme: Mujaid Sadick y Keko Gontán.

Ambos disponen de ofertas suculentas para proseguir sus respectivas carreras profesionales lejos de Marineda.

El central canterano posee propuestas de Segunda, si bien la intención inicial del Deportivo es que se quede en la categoría de bronce para ser un puntal o, en el peor de los escenarios, que renueve para a continuación salir cedido y así nunca perder sus derechos profesionales.

En el caso del extremo de Brunete, todo hacía presagiar que aceptaría el desafío de ayudar al cuadro coruñés a salir del infierno de la Segunda B, aunque los cantos de sirena que le han llegado desde un club del extranjero —con una suculenta tentativa— podrían haberle hecho cambiar de parecer.

En los próximos días las últimas operaciones en el mercado podrían quedar certificadas y el Deportivo no tendría que aguardar hasta el lunes 5 de octubre —fecha tope para la inscripción de futbolistas— para acabar de configurar su nómina.

Aunque se especuló con la posible adquisición de algún que otro delantero, la asesoría deportiva blanquiazul confía a ciegas en los cuatro atacantes que ahora mismo figuran en el plantel deportivista: Claudio Beauvue, Rui Costa, Miku y Adri Castro, que podría alternar primer equipo y filial.

Un central y plantel cerrado