España da un paso más

|

Antepenúltima escala en este Campeonato de Europa de hockey patines que se disputa en el Palacio de los Deportes de Riazor. La selección española sigue mostrándose sólida y con ganas de recuperar el cetro continental. Ayer afrontaba uno de esos partidos de los que nunca hay que fiarse, unos cuartos de final en los que cualquier error puede ser fatal. Pero los de Alejandro Domínguez sabían que eran superiores a Suiza y así lo demostraron, venciendo por 2-10 y clasificándose para semifinales. Francia será el rival, hoy a las 20.00 horas
Poca historia tuvo el encuentro de ayer, como la mayoría de los que se han disputado en la competición, a la espera de que lleguen los choques más decisivos. Enfrente estaba una selección helvética que en la fase de grupos solo había sido capaz de derrotar a la débil Austria.
España, esta vez con el liceísta Xavi Malián en la portería, encontró pronto el camino del gol gracias a un disparo desde el medio de la cancha de Casanovas que desvió Font. El segundo tanto tardó en llegar, pero fue muy parecido al anterior, pero esta vez tras un seco golpe a la bola del liceísta Eduard Lamas. Poco después Pau Bargalló puso el 3-0, y aunque Suiza reaccionó y recortó distancias (3-1), los de Alejandro Domínguez ya habían puesto la directa y el primer tiempo acabó 1-6.
En el segundo, los centroeuropeos intentaron acercarse (2-6), pero su rival no dejó espacio para la sorpresa y siguió anotando para asegurar una nueva clasificación para la semifinal.
En ella espera Francia, que también cumplió con su rol de favorita en su compromiso de cuartos frente a Alemania. El combinado galo se impuso por 2-5, con tres dianas del liceísta Carlo di Benedetto.
El partido promete emoción, algo que estos días se ha visto poco por Riazor en lo que a los partidos de la selección nacional se refiere, con excepción del choque del viernes frente a Italia.
Después del Alemania-Francia, la otra aspirante al título, Italia, también consiguió su plaza entre los cuatro mejores después de superar a Andorra por un resultado de 2-6.
Su rival por una plaza en la final salió del último choque de la jornada, el que disputaron Inglaterra y Portugal, con claro favoritismo para el cuadro luso, vigente campeón.
Una de las anécdotas de la jornada la protagonizaron Austria y Bélgica, que consiguieron su primer punto en este Europeo tras empatar a cuatro goles en el triangular que están disputando con Holanda para definir los puestos del noveno al undécimo.
Por una vez, estos dos equipos no recibieron una goleada en el Palacio de Riazor, y ahora ya piensan en sus compromisos de hoy y mañana frente a los de los Países Bajos. l

España da un paso más