A Coruña debe mejorar los datos para aspirar a que el lunes se levante el cierre

|

La ciudad de A Coruña es, de las urbes gallegas con limitación de movilidad, la que presenta unos datos epidemiológicos que la sitúan más “cercana a la apertura” de su cierre perimetral, que se prolonga desde finales del mes de octubre, aunque esta decisión no se ha tomado todavía en base a criterios de “prudencia” y se ha aplazado hasta la próxima reunión del organismo. 

Así lo explicó ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, que dijo que la tendencia herculina es “muy favorable”. Sin embargo, por un “criterio de precaución”, se decidió no ejecutar esta medida esta semana y “posponer la apertura” al comité clínico del próximo lunes, 21 de diciembre, que volverá a analizar los datos. Parte de esta decisión está motivada por la mala evolución que ha registrado en los últimos días Santiago, que ha tenido que ser de nuevo perimetrada. Sanidade busca que una apertura precoz en A Coruña no empeore los resultados y obligue a tomar medidas en plena Navidad.

Y es que la ciudad y su área sanitaria están consiguiendo mejorar las cifras de afectación del Covid-19 en las últimas semanas., aunque con ciertos tropiezos. De hecho ayer volvió a bajar la incidencia en A Coruña tras dos días seguidos de subida. Así, se sitúa en 117,6 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra lejana a los más de 200 del mes pasado, pero que también certifica que las medidas de restricción y la vigilancia individual son básicas para mantener el coronavirus a raya.

Además, ayer el área metropolitana pudo celebrar que por primera vez uno de sus municipios no presenta contagios en los últimos catorce días. Se trata de Vilasantar, que es el que presenta mejor evolución en la zona. 

En lo que se refiere a los casos activos en el área sanitaria de A Coruña-Cee, ayer se volvieron a reducir, en este caso en 22, para dejar la suma en 907. Además, la presión hospitalaria se redujo de forma moderada, con diez ingresados menos. Así, de los 76 afectados, 68 permanecen en el Chuac –doce en la UCI–, cuatro en el Modelo –uno en críticos–, uno en el Quirón y tres en Cee.

Por contra, ayer se produjeron dos muertes, dos mujeres de 89 y 74 que murieron en el Chuac con coronavirus y patologías previas, por lo que la cifra llega ya a las 303 víctimas mortales. 

En la jornada de ayer también se registraron 66 altas médicas –son 11.497 los curados desde el inicio de la pandemia–, mientras que las 1.469 PCR revelaron 44 nuevos contagios, un 3% de los test realizados.

En los colegios la situación también mejoró, con seis casos menos, que dejan la suma en 102, de los que el que más sigue preocupando es La Grande Obra de Atocha, que con 21 afectados solo redujo ayer en uno los enfermos.  Las aulas cerradas también disminuyeron en una: siguen clausuradas dos de La Grande Obra, y sendas en las Escuelas Populares, guardería del Agra do Orzán y Fonte da Balsa. Por último, en las residencias continúan afectados dos trabajadores.

A Coruña debe mejorar los datos para aspirar a que el lunes se levante el cierre