Francisco Vázquez considera la reforma del aborto de Gallardón "un mal menor"

Imagen del exalcalde de A Coruña Paco Vázquez / javier_albores
|

El exalcalde de A Coruña y exembajador en el Vaticano Francisco Vázquez ha asegurado hoy que la reforma de la ley del aborto impulsada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, se puede entender "como un mal menor".

En una entrevista en la Radio Galega, el político socialista, que está apartado de la primera línea pero que da su opinión "con muchísima libertad", ha indicado que es "contrario al aborto" y que es "defensor y partidario del derecho a la vida", como una "persona progresista".

Vázquez ha cargado contra su partido, "que ha dejado de ser socialdemócrata y está marcado por el sectarismo" y en manos de "un conjunto de personas que se han hecho con las señas de identidad del PSOE pero que no responden a los valores ideológicos ni a la trayectoria".

"Me siento plenamente desconcertado, no me veo representado en la estrategia política" de la dirección del PSOE, ha señalado Vázquez que ha considerado que ante "la derrota histórica" sufrida en 2011 no debería seguir el mismo equipo y, sin embargo, ha lamentado, muchos exministros van en la lista a las europeas, algo que sostiene que los ciudadanos no entienden.

Ha indicado que el líder del PSOE y el próximo candidato debería ser elegido de "entre quien venga acreditado por las urnas" y ha citado al presidente de Asturias o a los alcaldes de Toledo, Zaragoza o Vigo.

Alguien "acreditado" por las urnas y no "fruto de los aparatos internos que han hecho del partido un medio de vida".

"Eso es lo que a mí me avergüenza", ha clamado Vázquez, que ha señalado que los núcleos de poder del partido están formados "por personas de antiguas ejecutivas de JSE, de un grupo de gente que en su día abandonó los estudios, que no tienen empleo ni trabajo, por así decirlo ni oficio ni beneficio y que han hecho de la política su carrera profesional".

También ha lamentado el "veto" de su partido a ser elegido Defensor del Pueblo, algo que ha achacado a los socialistas catalanes, a los que ha acusado de "delito de lesa traición por permitir avanzar las tesis separatistas", y a un grupo de mujeres del partido "que no aceptan la libertad de conciencia en cuestiones de valores morales, como el aborto".

Vázquez ha mostrado su "respeto y consideración" por Albert Rivera, líder de Ciutadans, pero ha asegurado que ideológicamente se mueve "en otras coordenadas", por lo que no está interesado en una candidatura de este partido.

También ha afirmado que tiene la sensación de estar asistiendo a una "causa general" con las distintas investigaciones judiciales sobre corrupción en Galicia y ha criticado que el PP y el PSOE hayan hecho de esta cuestión un instrumento de "lucha política".

"La política hoy no se debate donde tiene que debatirse, se debate en los juzgados. Cuando hay una sesión parlamentaria el PP y el PSOE incurren en el error de hacerle el juego a los grupúsculos de extrema izquierda, como el Bloque, IU, estos grupos que viven de eso, y entran en ese falso debate de tú más que yo, y de lanzarse, de reproducir incluso cuestiones sometidas a sumario", ha considerado.

En el caso de los siete concejales del PP de Santiago que tendrán que sentarse en el banquillo ha indicado que habrá que ver si el acuerdo que adoptaron en junta de gobierno cuenta con la aprobación del secretario, si fue impugnado por él, ya que "los concejales no son aranzadis (manuales de derecho) que conozcan todos los procedimientos".

Y también ha aludido a la situación en Ourense, donde la junta de gobierno socialista de 2008 ha sido recientemente imputada por, ha dicho, hacer una obra porque perdían una subvención.

"Pero cuántas obras no se han hecho así", se ha preguntado Vázquez, que tras citar varios ejemplos en A Coruña del siglo pasado -el edificio de Correos, el palacio de Justicia y el palacio de Deportes- ha concluido: "yo hice obras así, de esa manera".

Francisco Vázquez considera la reforma del aborto de Gallardón "un mal menor"