El Ayuntamiento subastará todos los coches oficiales de la era Losada

|

Tras once meses guardados en el garaje, el Ayuntamiento ha decidido subastar los coches oficiales que heredó del bipartito, y cerrar así un capítulo que inició el pasado mes de septiembre cuando se aprobó en el pleno una moción –a iniciativa del PP– para prescindir del uso de estos vehículos dentro del término municipal. Incluso han decidido deshacerse del automóvil que, en un principio, los populares habían dejado de “cortesía” para uso de toda la corporación, eso sí, solo en caso de desplazamientos fuera de la ciudad.

Se trata, en total, de siete automóviles de alta gama –dos Audi A-8 blindados, cuatro Audi A-6 (dos de ellos blindados) y un Volvo S-40–, que saldarán a subasta por un importe mínimo de 103.000 euros. El portavoz municipal y teniente de alcalde de Movilidad, Julio Flores, explicó ayer que la propuesta se llevará a la próxima junta de gobierno, que será la que estudie las condiciones de la puja pública, para la que todavía no hay una fecha cerrada.

Negreira ha decidido que se incluya en el lote el que en principio se reservaba como vehículo de cortesía

Entre los vehículos que se pondrán a la venta se encuentran, tal y como puntualizó ayer Flores, los dos Audi A-6 que compró el bipartito en 2008, un año después de ganar las elecciones municipales. “Es decir, los concejales del PSOE y el BNG despilfarraron 128.000 euros en la compra de dos coches oficiales nuevos, en plena crisis económica, sabiendo que tenían otros a su disposición”, manifestó el concejal, que reprocha que “los que siempre han presumido de sensibilidad social han demostrado que lo único que les preocupaba es disfrutar de lujos inaceptables en plena crisis”.

Flores explicó que el Ayuntamiento encargó un estudio técnico a un perito especializado para fijar el precio de salida de la subasta de cada uno de los vehículos, que va desde los 2.600 euros del Volvo, adquirido en 1998, a los 31.000 de uno de los Audi A8, matriculado en 2002, o los 24.387 de un Audi A6.

“El anterior bipartito decidió gastar el dinero en sus lujos y comodidades”, señaló Flores, que aseguró que “el actual gobierno prefiere invertir el dinero recaudado en esta subasta para seguir blindando el gasto social”. Según el portavoz municipal, el Ayuntamiento ahorrará dos millones de euros en todo el mandato al prescindir del uso del coche oficial. Esta reducción del gasto servirá, tal y como aseguró ayer, para seguir rebajando la deuda “heredada” de socialistas y nacionalistas, fijada en 170 millones de euros.

Lo que todavía no tienen contabilizado el Ayuntamiento son los gastos que pasa cada concejal por sus traslados dentro del término municipal, que realizan tanto en vehículos particulares, como en taxi, bus o andando. El teniente de alcalde señaló que la Concejalía de Hacienda está estudiando el coste de los viajes de los catorce ediles populares. “El día que muestre la suma de los desplazamientos de los concejales creo que me voy a sonrojar”, ironizó el popular, para el que no caben las comparaciones entre el coste de mantener ocho coches oficiales, y los viajes que pueda hacer en transporte público o caminando un miembro del gobierno.

 

Reacciones > Flores recordó ayer que el alcalde nunca empleó ningún vehículo oficial “ni durante su etapa en la oposición, ni desde su llegada a la alcaldía”. Pero la imagen de los populares sobre su política de austeridad contrasta con la de la oposición. Para la portavoz del PSOE, Mar Barcón, el regidor popular “vuelve a recurrir a una cortina de humo” para evitar hablar “de su falta de compromiso con Alvedro, y no enfrentarse con el PPdeG”.

La socialista cree que este anuncio demuestra que el alcalde “sigue gestionando el pasado”. “Los coruñeses ya saben que se han suprimido los coches oficiales”, señaló Barcón, que critica que el PP haya tardado “diez meses en iniciar el proceso para desprenderse de ellos”. Además, asegura que los populares se “contradicen de nuevo” en el número de vehículos, ya que recuerda que la moción aprobada en septiembre hacía referencia a ocho coches y ahora habla de siete. Según el Ayuntamiento, uno de estos vehículos se asignó a otro servicio ya en un primer momento.

Por su parte, el BNG criticó que Negreira tratase de ocultar “as graves medidas do PP contra a cidadanía, como o medicamentazo” recurriendo a los coches oficiales.

El Ayuntamiento subastará todos los coches oficiales de la era Losada