Suecia aumentará los recursos de la Policía tras el asesinato de una joven en un centro de refugiados

|

El primer ministro sueco, Stefan Lofven, ha prometido aumentar los recursos a la Policía después del asesinato de una joven de 22 años que trabajaba en un centro de refugiados para menores no acompañados.
Un menor ha sido detenido bajo la sospecha de asesinato u homicidio involuntario después de que apuñalara a la trabajadora del centro de la ciudad de Molndal, en el oeste de Suecia, según ha informado la agencia de noticias TT.
El apuñalamiento ha aumentado las preocupaciones de las autoridades del país, que se están viendo desbordadas por el número de refugiados que está llegando a Suecia.
Los comentarios de Lofven llegan después de que la Policía pidiera incorporar 2.500 agentes más para controlar las fronteras, la seguridad de los centros de refugiados y para poder hacer frente a la amenaza terrorista.
“Las autoridades policiales han hecho frente a una carga de trabajo muy dura por la situación de los refugiados. Y necesitan más recursos”, aseguró el primer ministro, según informó la emisora Radio Suecia.
Suecia cambió sus políticas de puertas abiertas a la inmigración a finales de 2015, desde entonces ha introducido controles en las fronteras y revisiones de documentos de identidad para frenar el flujo de solicitantes de asilo, que alcanzó la cifra récord de 160.000 peticiones en 2015.
Según una encuesta publicada por el diario Svenska Dabladet y elaborada por Sifo, el apoyo al gobernante Partido Socialdemócrata de Lofven se ha desplomado al mínimo de los últimos 50 años, en parte debido a la sensación de que el Gobierno es incapaz de hacer frente a la crisis de los refugiados.

entidades humanitarias
El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y otras 65 asociaciones han pedido a la comunidad internacional más de 500 millones de euros para atender a los inmigrantes y solicitantes de asilo que continúan llegando a Europa.
El número de desplazados a nivel mundial subió en 2015 a cifras récord –60 millones en total– y más de un millón de personas llegó por mar a Europa, unas 850.000 a las costas de Grecia. El camino de la práctica totalidad prosigue por los Balcanes hacia países del centro y norte de Europa como Alemania o Suecia.
Estas organizaciones se han sumado para recordar a gobiernos y donantes que les necesidades aún persisten en 2016 y, en este sentido, han pedido contribuir en tareas de asistencia, identificación, registro, alojamiento, alimentación, saneamiento y reubicación. La OIM alertó ayer de que en lo que va de año han llegado por mar a Grecia más de 45.000 inmigrantes, 31 veces más que en enero de 2015.

Suecia aumentará los recursos de la Policía tras el asesinato de una joven en un centro de refugiados