La Generalitat aconseja a cuatro millones de personas que permanezcan en sus domicilios

Un hombre pasea por la Rambla de Barcelona tras conocerse las nuevas restricciones de movilidad | alejandro garcía (efe)
|

El Govern recomendó a cuatro millones de personas de Barcelona y su área metropolitana y de las comarcas leridanas del Segriá y la Noguera que no salgan de casa, excepto para ir a trabajar y hacer las compras imprescindibles, al haberse triplicado los casos de Covid-19 en estas zonas en la última semana. 

Las conselleras de Presidencia, Meritxell Budó, y de Salud, Alba Vergés, y el de Interior, Miquel Buch, anunciaron ayer esta medida, que pretende restringir movimientos y vida social a casi la mitad de la población. 

En concreto, las medidas propuestas afectan a unos cuatro millones de personas en los municipios de la primera corona metropolitana de Barcelona. 

En Lleida, donde ya estaba vigente el cierre del perímetro en siete municipios del Segriá, la recomendación para restringir la movilidad y los encuentros sociales se amplía a una treintena de localidades, incluyendo también toda la comarca de la Noguera y el resto del Segriá. 
La consellera de Salud, Alba Vergés, dijo que la transmisión comunitaria “existe y es fuerte” en las zonas en las que se optó por recomendar a los ciudadanos que permanezcan en sus domicilios y que los casos de positivos por Covid-19 se multiplicaron por tres en la última semana, aunque no facilitó datos concretos. 

No obstante, afirmó que se ha notado un incremento en las llegadas de pacientes a las urgencias de los hospitales catalanes, algunos de los cuales están en las unidades de cuidados intensivos. 

Vergés ha pedido que se eviten las salidas sociales y los encuentros familiares de más de diez personas, porque “la mayoría de los contagios se producen durante estas actividades”, dijo. 

La mitad del aforo
En el caso de la hostelería y la restauración, se permite ofrecer el servicio en el interior de los establecimientos al 50 % de la capacidad, y en las terrazas con espacio de dos metros de distancia, aunque la preferencia es hacer comida para llevar. 

También en Aragón se pidió a los ciudadanos que opten por un confinamiento “voluntario”, ya que Zaragoza, que junto con el resto de municipios de la Comarca Central en la que se ubica, otras cuatro comarcas aragonesas y las ciudades de Huesca y Barbastro tuvieron que retroceder a la fase 2 de la desescalada debido a los brotes de coronavirus.

Como la comunidad no tiene competencias para decretar legalmente un confinamiento, el Gobierno de Aragón se tuvo que limitar a apelar a la responsabilidad ciudadana para evitar los movimientos.

Además, no descarta retrotraer a la ciudad de Zaragoza y otras zonas de la comunidad a una fase 2 no flexibilizada si continúa el crecimiento de las transmisiones comunitarias de la enfermedad.

La Dirección General de Salud Pública de Aragón notificó 255 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, 84 de ellos asintomáticos, de los que 136 lo fueron en Zaragoza capital y su entorno. 

Casi un mes después del fin del estado de alarma, las comunidades indagan las fórmulas para contener los contagios crecientes en un contexto en el que se permiten los movimientos entre territorios y están abiertas las fronteras para la recepción de turistas. 

Castilla y León
Ayer, una juez de Valladolid autorizó a la Consejería de Sanidad de Castilla y León a aislar diez viviendas del barrio de las Delicias de la capital vallisoletana y mantener su cuarentena al menos hasta el día 24 para contener un brote de coronavirus que ya tiene 23 contagiados y 61 personas en seguimiento. 

Una medida por la que optaron casi todos los territorios ha sido la implantación del uso obligatorio de mascarilla, incluso cuando se pueda garantizar la distancia de seguridad de 1,5 metros. Castilla-La Mancha, Ceuta y Melilla fueron las últimas que han anunciado que se sumarán a la lista.

Los gobiernos autonómicos hacen públicos cada día nuevos brotes, que se extienden desde el norte al sur de España-

En Navarra, por ejemplo, se registraron en las últimas horas 59 positivos y cuatro brotes nuevos, tres en la comarca de Pamplona y uno en la Zona Media. El más importante, con 22 casos nuevos, está relacionado con la vida social y de ocio nocturno y suma en total 36 positivos.
Son 38 los afectados por el brote de Socuéllamos (Ciudad Real), aunque ninguna ha sido hospitalizado.

Un caso importado de Francia, que ha originado que Peraleda de la Mata (Cáceres) cuente con 15 positivos confirmados, ha provocado la declaración de un nuevo brote de coronavirus en Extremadura.

La Generalitat aconseja a cuatro millones de personas que permanezcan en sus domicilios