El Puerto Exterior realiza su primera operación comercial con grúas terrestres

la autoridad portuaria destaca el éxito de la estiba de los pontones, que requiere de gran precisión
|

El Puerto Exterior experimentó ayer su primer embarque con grúas terrestres. Se trataba de una operación ya realizada en ocasiones anteriores, la carga de las estructuras metálicas que Horta Coslada exporta a Senegal, pero esta vez de mayor tamaño, pesan entre 95 y 110 toneladas. Precisamente por este motivo era imposible realizar la estiba con las grúas del propio mercante como hasta ahora.

Por ello, la empresa estibadora, Pérez y Torres se ha visto obligada a utilizar grúas terrestres, eso sí, todavía no son fijas, sino móviles, por lo que se supone que se retirarán de nuevo. Habrá que esperar aún para que los operadores apuesten por Langosteira y empiecen a incorporar sus servicios portuarios también en la nueva dársena.

La operación comercial comenzó el miércoles y finalizó ayer con éxito, según relata la Autoridad Portuaria. Una vez más fueron seis pontones los que se trasladarán a la costa de Dakar en el buque “BBC Vermont” de 139 metros de eslora.

Estas estructuras alcanzaban los 30 metros de largo por seis de ancho, frente a los 21,5 y 3,7 de los primeros encargos. “Constituyó la operación de carga de mercancía más compleja de cuantas se han desarrollado desde la puesta en servicio de punta Langosteira”, asegura la Autoridad Portuaria, que señala que el proceso se desarrolló con “total normalidad”. “Lo que confirma una vez más la operatividad y polivalencia del Puerto Exterior, ya que la carga de estas piezas metálicas requiere una gran precisión”, añaden desde el Puerto.

Los pontones no fueron la única mercancía embarcada, también se incorporó un camión plataforma.

 

futuro

Todavía quedan dos operaciones más de pontones hasta marzo. Estas estructuras que se fabrican en la sede que Horta Coslada tiene en el polígono de Sabón sirven para construir una plataforma para la extracción de mineral en una zona costera de dunas, próxima a la capital del país. También en las próximas semanas se embarcarán otras 50.000 toneladas clínker para el puerto de Recife, en Brasil. Actualmente ya se está haciendo acopio de este mineral en los nuevos muelles.

Estos son los embarques previstos hasta la primavera, la duda aparecerá cuando estos encargos finalicen. Por el momento, ningún operador se ha mostrado públicamente interesado en trasladar sus servicios de forma definitiva al Puerto Exterior, aunque la firma Horta Coslada ya anunció a este periódico que, a partir de ahora todas sus exportaciones las realizará desde Langosteira, claro que su distancia del muelle es de unos 300 metros.

 

El Puerto Exterior realiza su primera operación comercial con grúas terrestres