El primer niño de 2014 en Galicia nació en Lugo un minuto después de las doce

GRA90 LUGO (Galicia) 01/01/2014.- El primer nacimiento del año en Galicia se produjo tan solo un minuto después de la medianoche en el hospital universitario de Lugo, su nombre es Edgar y pesó 3,2 kilo. EFE/Eliseo Trigo

El primer nacimiento del año en Galicia se produjo tan solo un minuto después de la medianoche en el hospital universitario de Lugo, su nombre es Edgar y pesó 3,2 kilos.
Un poco más tardó Shaila, una niña que pesó 3,3 kilos al nacer en el hospital universitario de Ourense a las 1,07 horas, informaron fuentes de la Consellería de Sanidad.
Diez minutos antes de las 2 de la mañana nació Leo, que pesó 2,5 kilos, en el hospital Arquitecto Marcide en Ferrol.
En cuanto al primer español del año, es un niño que se llama Tanai y nació instantes después de la medianoche en el hospital Joan XXIII de Tarragona, aunque el hermano mayor de un par de gemelos vascos ha estado cerca, ya que vino al mundo con la sexta campanada.
También el padre de Tanai es vasco y su madre, de Tortosa (Tarragona), casualmente la misma localidad en la que nació el 1 de enero de hace un año el primer español de 2013.
De hecho, este es el tercer año consecutivo en el que Cataluña logra situar a su primer bebé en lo más alto del ránking de primeros españoles en llegar al mundo, ya que, en 2012, Diana nació en el Hospital de Mollet del Vallés (Barcelona) cuando todavía sonaban las campanadas, aunque empatada con otra niña ceutí.
Este dominio catalán en la clasificación, así como la precisión con la que la Consellería de Salud de la Generalitat de Cataluña ha afinado en su medición –informó de que Tanai nació a las 00.00.01– han llevado a algunas fuentes a cuestionar irónicamente la marca y a pedir una revisión.
Tomando como referencia el reloj de la Puerta del Sol y como fuente a uno de los relojeros que se encarga de su mantenimiento el año comienza con la primera campanada y transcurren tres segundos entre cada una de ellas, así que el bebé catalán debió nacer con la primera uva y el vasco, dieciocho segundos después.
Puestos a polemizar, habría que tener en cuenta que algunos de estos nacimientos fueron mediante cesárea, ya que éstas se programan.
Si el catalán fue el más rápido, una niña tinerfeña de casi 4 kilos y un extremeño con sus 3,870 kilos, fueron los más rollizos entre los primeros bebés de 2014.
Los primeros nacimientos del año, además de una curiosidad y de haberse convertido casi en una tradición navideña más, sirven también para dar un efímero protagonismo mediático a algunas localidades.

El primer niño de 2014 en Galicia nació en Lugo un minuto después de las doce

Te puede interesar