Sánchez cree que los ciudadanos se relajaron y se preocupa por Madrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE | eef
|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, destacó que el aumento de los casos de Covid-19 este verano está relacionado con un “relajamiento por parte de la ciudadanía de los niveles de protección y emergencia sanitaria” y también afirmó que “preocupa el estado de la salud pública y de la evolución de la pandemia en Madrid”.

En una entrevista en la Cadena Ser, Sánchez se remitió a “lo obvio”, que los seres humanos son los que actúan “como muros o como vectores de la propagación del virus” y que en las primera semanas después del estado de alarma hubo casos entre los trabajadores del campo (colectivo de temporeros) y el ocio nocturno.

“Ha habido una serie de relajamientos por parte de la ciudadanía en cuanto a los niveles de protección y de emergencia sanitaria que ha permitido una mayor circulación”, señaló.

En segundo lugar, también afirmó que aunque la coordinación mejoró, “los niveles de rastreo y las capacidades estratégicas de algunas comunidades autónomas tienen que mejorar”. Sánchez señaló que no quería “juzgar” ni entrar en el debate de quién es responsable, pero que la evolución de la pandemia no es igual en todos los territorios.

Después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acusase el lunes al Gobierno de “enseñamiento” con la región por incidir en su volumen de casos, Sánchez replicó que lo único que hizo el director del Ccaes, Fernando Simón, fue trasladar que “preocupa el estado de salud publica y de la evolución de la pandemia en Madrid”.

A su juicio, el Gobierno está haciendo lo que debe hacer con Madrid y todas las autonomías. Así, emplazó de nuevo a todos los responsables políticos a “ejercer la unidad” y “desterrar de la gestión contra el virus la lucha partidista” para ir contra “el enemigo común” que es la pandemia.

En todo caso, negó que el Gobierno haya hecho una dejación de funciones e insistió en que está actuando y ofreciendo a las comunidades recursos humanos (rastreadores militares), tecnológicos (la app radar Covid) y la posibilidad de un estado de alarma territorializado. “Estoy ofreciendo lo que a mí no me ofrecieron, los votos para apoyarlo”, señaló.

Eso sí, volvió a dejar claro que si los gobiernos autonómicos no piden la declaración de la alarma no se plantea que el Gobierno central lo haga de oficio. “Nosotros estamos actuando ya”, ejerciendo “liderazgo y coordinación” con las comunidades para adoptar medidas sanitarias y poniendo a su disposición recursos económicos, 16.000 millones de euros extraordinarios.

Tampoco se plantea la vuelta a un estado de alarma generalizado en toda España porque la evolución de la pandemia no es homogénea en todo el territorio.

Además, señaló que aunque los datos son parecidos a los de  marzo y la evolución es “preocupante”, también “hay matices”, como la mejora en la capacidad de detección, con casi medio millón de tests en una semana.

Sánchez cree que los ciudadanos se relajaron y se preocupa por Madrid