Clases a distancia para no perder el compás en el confinamiento

La Banda Juvenil de Sementeira durante una de sus actuaciones
|

La escuela de música Sementeira de Cambre ha activado un protocolo de clases online y seguimiento a los alumnos a través de internet, una iniciativa con la que buscan que los alumnos conviertan en el encierro en una fiesta diaria, además de no perder la destreza aprendida.

“Cando se dixo que pechaban as actividades educativas organizamos as dúas semanas que parecía que ía durar a corentena. Ao ver que isto medraba xa buscamos que os nenos estiveran entretidos e que a música fora unha vía de escape neste momento”, apunta Cristina Ramudo, directora del centro.

Retos musicales, envío de vídeos y material y mucha interacción que están sirviendo para que los jóvenes que estudian instrumentos no se “oxiden”. “Por videochamadas seguimos o seu traballo e está funcionando moi ben”, comenta Ramudo.

Conciertos por la ventana 
Uno de los alumnos más activos es Miguel Soutullo, que además se ha convertido en una de esas personas que animan el encierro vecinal con conciertos diarios de gaita y saxofón. Alumno de Sementeira desde pequeño y ahora también del Conservatorio coruñés, afirma que está llevando el confinamiento como puede y anima a “aguantar para que isto remate pronto”. “Sigo tendo clases a distancia con todos os profes e a música faime levar o encerro mellor, por iso saio cada tarde, despois dos aplausos, para homenaxear os que traballan para frenar o virus e para que os meus veciños se divirtan un rato”, comenta.

La dirección de la escuela Sementeira también proporciona a los más pequeños actividades y juegos para que realicen en familia. Cristina Ramudo reconoce que son opcionales porque no conviene saturar a los niños, que ya están recibiendo “moito material e deberes para facer".l

Clases a distancia para no perder el compás en el confinamiento