Aparatosas colisiones se suceden en una jornada llena de accidentes en la periferia de la ciudad

Los vehículos quedaron destrozados en el cruce de la avenida de Nueva York | patricia g. fraga
|

La jornada de ayer se volvió especialmente complicada en cuanto al tráfico en la periferia de la ciudad, donde se produjeron colisiones y salidas de vía que dejaron algún herido que lamentar (aunque ninguno de carácter grave), así como retenciones: el túnel de Os Castros, la avenida de Nueva York, la carretera de Baños de Arteixo y, como suele ocurrir, la avenida de Alfonso Molina, fueron los escenarios de estos siniestros, que comenzaron a registrarse desde primera hora. Un hecho que apunta al aumento de tráfico con la llegada de las fiestas.

El primero de los sucesos tuvo lugar a las 08.20 horas de la mañana. Fue en el túnel de Os Castros, en dirección salida, cuando dos turismos sufrieron un alcance. El impacto activó los airbags del coche delantero cuyo conductor, a pesar de todo, no perdió el control, y consiguió hacerse a un lado en el primer desvío, ocupando un carril. Al lugar acudieron efectivos de la Unidad de Atestados de la Policía Local que identificaron a un herido, un varón de 34 años, de iniciales P.D.T, que fue trasladado por el 061 al Chuac.  

 

Dispositivo especial

Apenas habían pasado unos minutos cuando se produjo el siguiente siniestro: una salida de vía en la avenida de Alfonso Molina, a la altura del desvío hacia San Cristóbal. Los policías municipales especulan con que el conductor tomó la curva con una velocidad inadecuada, lo que le llevó a salirse de la calzada y patinar por el césped húmedo. Afortunadamente, no se produjo una colisión grave, pero el vehículo tuvo que ser retirado por una grúa, una hora después, lo que provocó un embotellamiento debido a que era hora punta y que los conductores, curiosos, frenaban.

No pasó mucho tiempo hasta que la Unidad de Atestados registró el tercer accidente de la jornada: otra salida de vía, esta vez en la carretera de Baños de Arteixo, a la altura de la salida que lleva al centro comercial de Marineda City. El vehículo se estrelló contra la mediana de cemento, pero el conductor salió ileso, aunque se produjo el inevitable embotellamiento de tráfico.

Finalmente, a las cuatro y media de la tarde, se produjo el último accidente grave de la jornada de ayer. Consistió en una embestida fronto-lateral entre dos turismos en el cruce situado frente al Sporting Club Casino.

Como resultado, tres personas resultaron heridas, aunque de carácter leve: los dos conductores, una mujer de 76 años de iniciales M.P.B. y un varón de 21, de iniciales F.B.F. y su acompañante, una menor de 15 años. Todos acabaron en el Hospital San Rafael. Al lugar del accidente acudieron los bomberos, primero porque uno de los coches humeaban, y luego para baldear la calzada de todos los restos.

Aparatosas colisiones se suceden en una jornada llena de accidentes en la periferia de la ciudad