Un perito cree que Mangouras realizó “todo lo que tenía que hacer para salvar el barco”

los peritos francisco joaquín montero y fernando cayuelo
|

Los peritos Francisco Joaquín Montero y Fernando Cayuelo criticaron inicialmente la decisión del capitán del “Prestige”, Apostolos Mangouras, de lastrar el barco aunque el último de ellos reconoció finalmente que hizo “lo que podía hacer” para salvar la nave.

Los dos peritos declararon ayer ante el tribunal que juzga los daños medioambientales causados por el petrolero “Prestige” tras su hundimiento frente a las costas gallegas en noviembre de 2002.

“El capitán hizo todo lo que él creía que tenía que hacer para salvar el barco. Decir a posteriori es muy fácil”, afirmó Cayuelo en respuesta a las preguntas del abogado de Mangouras, quien había puesto en duda la “objetividad” de los peritos, contratados por el Gobierno del País Vasco, y los datos de su informe.

En su declaración, junto a Montero, Cayuelo criticó la decisión de Mangouras de lastrar el petrolero, que finalmente se hundió frente a las costas gallegas en noviembre de 2002, al entender que situaba el barco en una “situación peligrosa”.

Esta postura contradice la decisión del capitán, quien durante su declaración en el juicio aseguró que el lastrado del barco se hizo para “reequilibrar” el barco y “recuperar” la escora.

No obstante, los peritos reconocieron que su informe es fundamentalmente teórico y la situación real del barco solo la conocía el capitán.

En su informe, los peritos aluden, además, a los daños previos que podía tener la estructura del “Prestige” después de haber sido utilizado como barco pontón y, aunque no entran a evaluar la influencia del temporal que azotó las costas gallegas durante el hundimiento, apuntan a que en “una zona abrigada” el petrolero habría sufrido “mucho menos”.

En su conclusión, ambos peritos señalaron que la información que llegó a las autoridades apuntaba a que el barco se encontraba en una situación “delicada”.

Con la declaración de Montero y Cayuelo arrancó la presentación de pruebas periciales después de que la pasada semana concluyera las declaraciones de los testigos llamados por algunas de las partes personadas para acreditar los daños por las responsabilidades civiles que se reclaman.

Entre las pruebas que quedan por analizar destaca la referida al estado del buque.

La plataforma Nunca Máis, personada como acusación particular, interesó la nulidad de esta prueba y argumentó que había sido realizada por el ingeniero naval Santiago Martín Criado, ya fallecido, que estaba en el gabinete de crisis gubernamental que se constituyó tras el accidente y que dio por buena la decisión de alejar el barco de la costa.

Un perito cree que Mangouras realizó “todo lo que tenía que hacer para salvar el barco”