Os Mallos teme que la doble fila “anule” la ampliación de la avenida de Arteixo

los operarios preparaban ayer el material en el cruce de la avenida con la ronda de outeiro quintana
|

Uno de los cruces más complicados del tejido viario coruñés, el de la avenida de Arteixo con la ronda de Outeiro, podría experimentar una importante mejora con el proyecto de ampliación que ha puesto en marcha el Ayuntamiento y que pretende añadir dos nuevos carriles (uno en cada sentido de la circulación) a una de las vías que mayor tránsito soporta a diario. Los trabajos comenzaban oficialmente ayer, aunque los operarios dedicaron la jornada a preparar la señalización de una obra que durará unos tres meses y para la que se han invertido 40.000 euros. El objetivo principal del gobierno municipal es “desatascar” el entronque de la avenida con la ronda, además de mantener la seguridad de los peatones que cruzan por el lado contrario.

En este sentido, el proyecto ha sido bien acogido por los vecinos y los comerciantes de Os Mallos que, no obstante, creen que la obra es susceptible de mejoras. De esta opinión es el presidente de la asociación de comerciantes Distrito Mallos, José Salgado, quien considera que la actuación más urgente a realizar en la avenida de Arteixo es el control de la doble fila. “Aunque pongan más carriles, si no se acaba con la doble fila, va a haber el mismo problema de circulación, porque se va a formar cola detrás de los coches que estén mal aparcados”, señala el portavoz.

Salgado también lamenta que la obra incluya el recorte de parte de la acera de la avenida, aunque en un principio, no se contempla la posibilidad de que afecte a los locales de hostelería más próximos, como el café-bar Tauro y la cafetería Madison. “A nosotros no nos comentaron nada de que nos iban a quitar espacio para la terraza, así que supongo que, más allá de las molestias de las obras, no habrá otros problemas”, señalaba el propietario del primer local.

Críticas aparte, el presidente de Distrito Mallos considera fundamental que se mejore la seguridad de los peatones en el cruce. “Antes se dejaba pasar a coches y a personas a la vez, y eso era un caos... Yo mismo me he llevado algún susto que otro”, afirma Salgado, y pide que se cambie el tiempo de espera de los semáforos, teniendo en cuenta “que es un barrio con gente mayor”.

 

aparcamiento económico

Quien sí valora “muy positivamente” las obras es el presidente de la asociación de vecinos de Os Mallos, Marcos Criado, sobre todo, en lo que respecta al cambio de semáforos e iluminación de la zona, que también van incluidos en el proyecto. “Esta actuación hacía mucha falta y siempre digo que cualquier inversión en el barrio debe ser bienvenida”, apunta.

Aún así, el portavoz vecinal se muestra de acuerdo con los comerciantes y afirma que un mayor control policial en la avenida mejoraría la situación del tráfico y completaría la ampliación: “Está claro que tiene que haber más control de la doble fila, pero no solo en la avenida de Arteixo, sino también en otras zonas, como la de juzgados, que está siempre saturada”, comenta.

Para el presidente vecinal, la solución a la doble fila y a la falta de aparcamiento en el barrio pasa por potenciar el párking subterráneo que hay en la ronda de Outeiro: “Siempre hay plazas vacías y es una pena, porque es uno de los subterráneos más baratos de la ciudad”. En este aspecto, su homólogo en Distrito Mallos apunta que muchos coches mal aparcados impiden con frecuencia la entrada al párking: “Tenemos que estar llamando a la Policía cada dos por tres”.

Os Mallos teme que la doble fila “anule” la ampliación de la avenida de Arteixo