Galicia fue la comunidad en la que menos creció la deuda en 2015

|

La deuda pública gallega cerró 2015 en 10.375 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,15% en relación al término de 2014 (eran 9.961 millones) y un 0,8% más respecto al tercer trimestre (10.289 millones), de forma que representa el 18,6% del Producto Interior Bruto (PIB).
Según los datos que publicó el Banco de España, la comunidad mantiene en el cuarto trimestre el mismo peso de la deuda respecto al PIB del tercero (el 18,6%). En comparación con un año antes subió en 0,1 puntos, pues entonces era del 18,5%.
Por su parte, las empresas públicas no incluidas en el sector administraciones públicas acabaron el ejercicio con 39 millones de deuda, cinco más que en el tercer trimestre pero ocho menos que al término del anterior año. Porcentualmente, sigue siendo un 0,1% del PIB, como en anteriores trimestres –desde el segundo de 2014–.
Los 10.375 millones de euros de deuda de Galicia al finalizar 2015 vuelven a marcar un nuevo récord histórico, al superar la cuantía de 10.289 millones de endeudamiento que se había alcanzado en el tercer trimestre.
En cuanto a su distribución, 4.896 millones se corresponden con valores representativos de deuda –todos ellos a largo plazo– y 5.479 con prestamos, de los que 1.505 proceden del fondo de financiación a comunidades.
En rueda de prensa, el director xeral de Política Financeira, David Cabañó, destacó que en 2015 Galicia fue la comunidad del régimen común en que menos creció el endeudamiento (esa décima porcentual en la ratio sobre el PIB) y también calificó este año como el de la “estabilización” o “mesetación” de la deuda, en palabras del conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez.
Además, reivindicó que en las dos últimas legislaturas, la comunidad pasó de estar en el grupo de “las más endeudadas”, al lado de “las menos”, y resaltó el incremento hasta los 5,6 puntos del diferencial “positivo” con respecto a la media. “Se pone una vez más de manifiesto que Galicia es una comunidad de referencia”, concluyó.

Galicia fue la comunidad en la que menos creció la deuda en 2015