Arteixo reserva 32 plazas en la nueva residencia para los empadronados

Feijóo y Calvelo visitaron la residencia recientemente | quintana
|

El Ayuntamiento de Arteixo firmará un convenio con la Xunta para que la mitad de las plazas de la nueva residencia de mayores del municipio, un total de 32, queden reservadas para empadronados en el municipio. El objetivo, explican desde el Consistorio, es que sus vecinos tengan preferencia a la hora de utilizar estas nuevas instalaciones.


El Gobierno municipal se hará cargo, por lo tanto, de los gastos ocasionados por estas plazas, que serán asignadas por el departamento local de Servicios Sociales, mientras que las otras 32 plazas serán incluidas en la red pública de la Xunta y los usuarios serán asignados en función de las listas de espera de atención a la dependencia, como ocurre en el resto de centros de esta tipología en Galicia.


El alcalde arteixán, Carlos Calvelo, anunció el miércoles esta noticia en el pleno ordinario, recordando que, además de las 64 plazas de la residencia de mayores, el centro intergeneracional que la Fundación Amancio Ortega (FAO) ha construido en Arteixo cuenta con 40 plazas en el centro de día y 82 en la escuela infantil.


Será el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar quien gestione la actividad de los centros, aunque el Ayuntamiento de Arteixo se asegurará, a través del convenio citado, poder cubrir la demanda de los mayores del municipio en la residencia.


Escuela infantil
La escuela infantil estará incluida en la red Galiña Azul del Gobierno autonómico, al igual que ocurre con la escuela que funciona en Pastoriza. El municipio dispone de un tercer centro de estas características en el núcleo del centro urbano, de gestión íntegramente municipal.


La obra del centro intergeneracional de la FAO tuvo un coste total de 9.978.669 euros. La fundación ha construido el edificio en una parcela cedida por el Gobierno local y situada en el paseo fluvial. Según indican desde el Consistorio arteixán, esta colaboración buscaba la promoción del bienestar social entre los mayores del pueblo, así como el incremento de las plazas públicas en los primeros ciclos de educación infantil.


La superficie del inmueble es de 8.000 metros cuadrados y hace unos días fue presentado al público, en una visita en la que la arquitecta, Elsa Urquijo, mostró al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; a la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez; y al alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, entre otros, las instalaciones, que empezarán a funcionar en el último trimestre de 2017.


Otro de los objetivos de este recinto, dice el Ayuntamiento, es “fomentar la convivencia entre dos realidades sociales distintas, como son los niños y la tercera edad”. En total, 186 personas de todas las edades serán usuarios del nuevo edificio.

Arteixo reserva 32 plazas en la nueva residencia para los empadronados