El Ayuntamiento cuestiona el túnel de O Parrote por una tubería de pluviales

Según la Autoridad Portuaria, los casi 500 metros del túnel de O Parrote se encuentran en perfecto estado para la circulación patricia g. fraga
|

El túnel de O Parrote no se abrirá hasta mediados de enero, cuando, argumenta el Ayuntamiento, se solventen los problemas de filtraciones detectados por técnicos municipales. El concejal de Movilidad, Daniel Díaz Grandío,  confirmó esta fecha tras recordar la existencia de un fallo en la tubería de recogida de pluviales. Fallo que, según indicó, se refiere a las dimensiones del conducto: no tiene, al parecer, el tamaño estándar.
No es la primera vez que el Ayuntamiento menciona el supuesto problema de las tuberías  como un motivo para no recepcionar las obras (lo que supondría traspasar su propiedad y le obligaría a encargarse de su mantenimiento) pero la Autoridad Portuaria, que supervisó las obras (se encuentran en terrenos suyos, aunque segregados de la actividad del puerto) negó siempre que existan razones objetivas para demorar su puesta en servicio. Sobre las tuberías de aguas pluviales, aseguran que simplemente están pendientes de los últimos remates. 
De todos modos, para la entidad que preside Enrique Losada,  se podría poner hoy mismo en servicio el túnel sin mayores problemas, porque la obra está completada desde el día 4 del pasado mes. “Lamentablemente este tramo no se ha podido poner a disposición de los ciudadanos debido a la inacción del Ayunta-
miento”, han señalado en varias ocasiones, antes de insistir en que las obras pendientes son detalles muy concretos que “en ningún caso afectan al tráfico rodado”. Pero si el Gobierno local no lo recepciona, no es posible abrirlo a la circulación.

nuevas líneas de bus
En lo que respecta al tráfico, Grandío adelantó que este año será un hito en el transporte público de la ciudad, porque el Ayuntamiento piensa renovar completamente las rutas que siguen los buses y que se mantienen prácticamente inalterables desde la década de los 80. El concejal considera que con las obras de La Marina finalizadas, se puede dar el siguiente paso, que es convertir el bus en el principal medio de transporte para moverse por el centro. 
El plan, que estará listo en seis meses, pretende que los buses conecten a la gente con sus lugares de trabajo, sus residencias y las grandes zona comerciales a través del istmo de la ciudad. Pero Grandío es consciente de que para conseguirlo tiene que lograr que el bus sea mucho más rápido. Y para ello considera necesario reimplantar el carril bus, infraestructura socialista que fue abandonada durante el anterior mandato en favor de la vía prioritaria, que el PP consideraba que permitía convivir mejor al tráfico, además de responder a algunas quejas de los vecinos.  
Pero el concejal de Movilidad califica al carril bus como una estructura “fundamental” para el sistema de transporte público, la única que puede asegurar “fluidez e seguridade nos tempos de paso” que favorecerá “multiplicar o número de persoas usuarias e potenciais usuarias” do servizo na cidade. En cuanto a si el carril bus conlleva el uso de las polémicas “aletas de tiburón”, todavía no lo ha aclarado, aunque sí adelantó que no se instalará en las calles estrechas, como Federico Tapia, lo que reduce mucho las opciones. 

transbordos
Otro punto importante, que será necesario desarrollar, es el de los transbordos. Una queja habitual entre los usuarios del transporte urbano en A Coruña es que en trayectos largos tiene que hacer varios de ellos, con los consiguientes retrasos y molestias. A veces, hasta tres, para recorrer la ciudad de una punta a otra, aunque no es lo más normal. “Hoxe en día ten moita dificultade”, aseguró el edil de Movilidad.
Pero la intención de Grandío al elaborar el nuevo mapa es conseguir que no sea necesario hacer más de un transbordo para llegar a cualquier punto de A Coruña en bus. Para ello, tiene que combinar sus planes con los de la Xunta, para conseguir que los buses que vienen del área metropolitana puedan entrar en la ciudad. 
“O Goberno local aposta                         por que todas as persoas usuarias desta gran cidade que é A Coruña, que transcende os límites do                                   propio municipio, poidan facer uso e ter dereito a chegar ao centro”, aseguró en su intervención de ayer el responsable municipal de Movilidad. La propuesta autonómica todavía está siendo estudiada, pero evaluará los posibles destino de la flota interurbana, para que los viajeros procedentes de los municipios del área puedan llegar hasta el centro de la ciudad con la mayor rapidez posible. 
Por ahora, tienen que detener se en la estación de buses, “que está funcionado como estación terminal”, en palabras de Grandío. Esa barrea es la que tratarán de romper, si consiguen ponerse de acuerdo con los responsables de la Xunta.

El Ayuntamiento cuestiona el túnel de O Parrote por una tubería de pluviales