El Liceo empieza el año con un duro reto en el Palau ante el Barcelona

Copia de Deporte Campeón-2016-01-06-023-130c8019
|

 

El año empieza fuerte para el Liceo. Los coruñeses no juegan desde el 19 de diciembre, cuando perdieron de manera sorprendente en Riazor frente al Igualada (2-3). Tiempo más que suficiente para preparar uno de los partidos más importantes de la temporada, de esos en los que hay seis puntos en juego. El Barcelona espera el sábado en el Palau, en un choque que siempre provoca mucha expectación.
Esta vez, los hombres de Carlos Gil tienen la misión de, al menos, no perder para que los azulgrana no se escapen demasiado. En estos momentos, los de Ricard Muñoz lideran con 30 puntos, por 27 de los verdiblancos, mientras que el Vic anda en medio (29). Para los de Osona, el duelo en el Palau será importante. Visitan, también el sábado, al Vendrell. Si ganan, todo lo que no sea un triunfo del Barcelona les devolvería el liderato de la OK Liga, que han ostentado durante la mayor parte de la primera vuelta.
Algo que también interesa a un Liceo que, curiosamente, hasta el momento ha conseguido más puntos a domicilio que en su feudo. Con nueve victorias y tres derrotas, ha perdido en Riazor frente a Reus e Igualada, mientras que como visitante solo ha caído en la pista del Caldes. Así que el Barcelona puede tomar buena nota del peligro del Liceo cuando ejerce de foráneo.
Cabe recordar que este partido tan especial se lo va a perder el coruñés Eduard Lamas, que está lesionado.
Por su parte, el Cerceda tiene objetivos bien diferentes, aunque parece que, tras una primera vuelta un poco agobiante, ya va viendo la luz. 
Los hombres de Juan Copa ya han salido de los puestos de descenso, y ahora solo miran hacia arriba. Clasificarse por tercera temporada consecutiva para la Copa del Rey está complicado, pero los rojiblancos lo intentarán hasta el final.
El sábado visitan a otro de los equipos que buscan el Torneo del KO, el Vilafranca. Los del Penedés solo tienen dos puntos más que los coruñeses (catorce por doce), por lo que es una oportunidad buenísima para escalar posiciones.
Y ya con Martín Payero en la plantilla y con su habitual olfato goleador, el Cerceda puede afrontar más tranquilo lo que resta de competición, aunque sin confiarse pues todavía va cuarto por la cola.

El Liceo empieza el año con un duro reto en el Palau ante el Barcelona