La mayor grúa del Puerto Exterior se desploma durante los trabajos en el dique

|

El Ideal Gallego-2011-06-08-003-6b6dc67e

  c.r. > a coruña

  El Puerto Exterior fue escenario ayer de un nuevo accidente, el desplome de una de sus grandes grúas sobre orugas mientras trabajaba en la colocación de bloques de hormigón en el morro del dique principal. Según informa la Autoridad Portuaria no hubo que lamentar daños personales, ni tan siquiera del operario que manejaba los mandos.
El suceso se produjo de madrugada –puesto que la obra se desarrolla también en horario nocturno–, parece que debido a que la pluma de la grúa experimentó un tirón, que en un primer momento desplazó toda la estructura, que acabó por caerse por completo hasta quedar cruzada sobre el espigón. El Puerto desconoce todavía las causas concretas del accidente, pero sus técnicos trabajan para aclarar lo sucedido. De hecho, tampoco en ese momento se registraban grandes vientos en la zona, uno de los datos a tener en cuenta para trabajar con este tipo de maquinaria.
El organismo portuario afirma que, con excepción de la propia grúa, no ha habido desperfectos materiales, a pesar de que la misma quedó tendida sobre los bloques de gran tonelaje que protegen el espigón. Todavía no se conoce cómo y cuándo se procederá a retirar la estructura puesto que debido a sus grandes dimensiones se prevé que sea necesario otra maquinaria similar para recuperar los restos, que han quedado inoperativos.
Y es que la grúa dañada es el modelo Liebherr 11350, la grúa sobre orugas más grande del mundo y que sirve para instalar los bloques de hormigón de mayor tamaño, de hasta 150 toneladas de peso, a 115 metros de distancia. Se utilizaban otras dos similares en Langosteira y todas ellas fueron encargadas a la empresa vasca Usabiaga.

Características > La grúa contaba con una pluma de 135 metros de longitud y su altura es casi equivalente a la longitud de un campo de fútbol y la mitad de otro. Para asegurar la precisión del trabajo, este tipo de máquinas cuentan con la tecnología más moderna y están dotadas incluso de un sistema de GPS en el extremo de la pluma.
En el momento de la instalación se destacó como ventaja el hecho de que su funcionamiento era compatible con el trabajo de los dumper, ya que los camiones podían circular por debajo del pórtico que sirve de contrapeso para la grúa. Ahora, este hecho podría haber significado un riesgo para los conductores.
La Autoridad Portuaria destaca que el proyecto continúa “con normalidad en el resto de los tajos de la obra”, como son el avance del espaldón del propio dique –el muro construido sobre el espigón y que cubre del oleaje–, la habilitación del vial de acceso desde el polígono de Sabón o la construcción de los cajones de hormigón que conformarán el martillo, una estructura que cierra el dique en perpendicular para proteger los futuros pantalanes petroleros.

Posibles retrasos > En cambio, la colocación de bloques en la zona del accidente ha tenido que ser suspendida y se desconoce el momento en que se podrán retomar esos trabajos. Aunque todavía no hay datos que lo confirmen, este suceso podría provocar nuevos retrasos en el plazo de finalización del proyecto, que ya se pospuso tres meses –hasta diciembre– debido a los daños causados por el temporal “Becky”. En cambio, el Puerto explica que intentará concluir el proyecto adjudicado en la fecha prevista.
Desde la entidad que preside Enrique Losada señalan, a través de un comunicado, que la entidad, junto a las empresas que trabajan en la construcción del muelle exterior, “buscarán alternativas para sustituir la grúa dañada y adoptarán las soluciones necesarias para mantener el programa de trabajo”. Queda por saber si en este grupo incluye a Usabiaga, que construyó la maquinaria.
Precisamente por ello, el comité de empresa de la UTE responsable de las obras no valora todavía lo sucedido, puesto que quiere saber de quién es la responsabilidad del suceso, si de la empresa gruísta o la Unión Temporal de Empresas contratadas por la Autoridad Portuaria. La UTE la componen Dragados, SATO, Copasa y Drace, aunque acuden también a subcontratas.


 

La mayor grúa del Puerto Exterior se desploma durante los trabajos en el dique