Italia alargará el confinamiento en domicilios a la espera de una caída de los contagios

Un operario desinfecta la Piazza del Campo, en Siena | fabio di pietro (efe)
|

Italia ultima una prórroga del confinamiento de su población hasta el 13 de abril para contener la pandemia del coronavirus, mientras espera una reducción del número de contagios tras registrar 2.937 nuevos casos positivos en el último día.

Los muertos con coronavirus sumaban ayer 13.155, una subida de 727 respecto al martes pero menor a las notificadas en las últimas jornadas, según el último parte de Protección Civil.

El número de contagios nuevos subió, sin embargo, en 2.937, después de dos días en los que este aumento estuvo en torno a los dos mil, y en la actualidad los positivos son 80.572, de los que 28.403 están hospitalizados y 4.035 en cuidados intensivos.

Según los datos ofrecidos por el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, desde que se detectó el virus en Italia el 21 de febrero se han registrado 110.574 casos y 16.847 de estos contagiados ya han sido dados de alta.

El miembro del Comité Técnico-Científico que asesora al Gobierno, Alberto Villani, señaló en rueda de prensa que hay menos personas hospitalizadas que antes, lo que cree que demuestra la efectividad de las medidas impulsadas.

Además, 30 de los italianos que requerían ser hospitalizados han sido trasladados a varios hospitales de Alemania. Villani insistió en la necesidad de mantener alta la guardia y de seguir con el confinamiento y las restricciones de movimiento: “Nada ha cambiado, el mensaje es quédense en casa”, avisó.

No entró a valorar si los contagios han alcanzado ya su pico máximo, como se viene señalando últimamente, y solo llamó a respetar las instrucciones del Gobierno porque el país afronta, dijo, “una situación de emergencia como una guerra”.

 

Menos presión en hospitales

La región de Lombardía, la más afectada por la pandemia en el país, cuenta con 44.773 personas contagiadas, 1.565 más que ayer, pero también se han realizado el doble de pruebas, indicó en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Giulio Gallera.

En el último día, en la región murieron 394 personas, lo que aumenta el total de víctimas mortales a las 7.593.

La “buena noticia” es que “todos” los hospitales de esta región, también los de Milán, al borde del colapso en varios momentos de la crisis, ahora han constatado una “reducción en la presión” tanto en las unidades de Urgencias como en las de Cuidados Intensivos (UCI).

En concreto, las personas hospitalizadas en Lombardía son 11.927, 44 más que ayer, mientras que ha habido días en los que se ingresaba a cientos de pacientes, celebró Gallera. “Hoy estamos en cifras muy bajas y hay una tendencia a la baja en la presión de las UCI”, señaló.

Tal y como se esperaba, el confinamiento de los italianos no se acabará el 3 de abril estipulado inicialmente sino que se prorrogará hasta el 13 de este mes, una vez hayan pasado la festividad de Semana Santa, según confirmó el ministro de Sanidad, Roberto Speranza.

“La decisión del Gobierno será extender hasta el 13 de abril todas las medidas para limitar las actividades y el movimiento de personas”, explicó Speranza en el Senado, aclarando la intención del Ejecutivo, que ya ultima el decreto para hacer efectiva la prórroga.

El objetivo, insistió, es no caer ahora en el “fácil optimismo” a la luz de los últimos resultados, ya que “existe el riesgo de poner en peligro los sacrificios” hechos hasta ahora.

Italia alargará el confinamiento en domicilios a la espera de una caída de los contagios