El juez ordena de nuevo investigar las dimensiones del chalé del alcalde oleirense

|

“Debe de ser la casa más conocida e investigada de España”, señala el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, respecto a su residencia habitual.
Y razón no le debe de faltar porque el chalé que posee en la urbanización de As Galeras, en Santa Cruz, desde que se construyó hace diez años ha sido objeto incluso de una demolición por mandato judicial, debido a las denuncias presentadas por distintas personas.
La última provocó ayer que técnicos del APLU (Axencia Galega da Legalidade Urbanística) inspeccionaran nuevamente el inmueble, a requerimiento de un juez que quiere conocer las medidas exactas del chalé.
Según el regidor, los particulares que han interpuesto esta última denuncia, porque consideran que la casa no se adecua al proyecto, acumulan una infinidad de demandas contra él “a lo largo de los años en una clara estrategia desestabilizadora sustentada en el acoso judicial”.
Seoane recordó que el gobierno local oleirense demolió, en su momento, un edificio propiedad de uno de los demandantes construido en la parroquia de Nós y que se había concebido, presuntamente, para ser utilizado con fines ilegales.
“Asimismo, el propietario, condenado en su día por practicar el proxenitismo, perdió un pleito interpuesto contra García Seoane en el que se acusaba al regidor de un delito contra el honor”, añade el Ayuntamiento.
También el mandatario local recuerda que el demandante le debe más de 6.000 euros como consecuencia de un fallo judicial “cantidad que todavía no abonó, mientras continua interponiendo demandas contra mi persona”.
Otra de las acusaciones que Seoane hace de las denunciantes es que uno de ellos intentó realizar una recalificación de varios miles de metros cuadrados de su propiedad en zonas protegidas. “Pretensión que se encontró con la oposición frontal del equipo de gobierno”, dice.

invasión de la intimidad
El regidor asegura que lamenta la actitud del juzgado en esta cuestión y se muestra disconforme con el hecho, según él, de que el APLU no le informase de sus intenciones e invadiese la intimidad de su vivienda.
“Una casa que lleva más de diez años construida y que cuenta con tres sentencias en las que se descarta cualquier atentado contra la legalidad por parte del regidor”, dice el gobierno local, al tiempo que asegura que incluso una de las sentencias que absuelven a Seoane obliga a la Xunta a devolver las sanciones impuestas contra él.
Los técnicos de APLU, según indica el regidor, permanecieron durante una hora realizando mediciones en la planta baja y el exterior del inmueble.

El juez ordena de nuevo investigar las dimensiones del chalé del alcalde oleirense