Dos marineros de Malpica aguantan ocho horas en el mar tras naufragar su lancha

Copia (2) de Diario de Bergantiños-2015-08-19-002-4235e2a3
|

Los marineros de Malpica celebran el próximo domingo las Festas do Mar, evento que aprovechan para rendir homenaje y dar las gracias a su patrona, la Virgen del Carmen. Desde ayer ya tienen un motivo más para hacerlo y es que el hecho de que  sigan con vida los hermanos José Francisco y Adolfo Casal Verdes, de 40 y 34 años de edad, respectivamente, solo puede calificarse de auténtico milagro.
Como hacían habitualmente, los dos hermanos salieron a faenar a primeras horas de la mañana a bordo de su lancha de fibra “Casal Verdes”, de unos ocho metros de eslora y con la que se dedicaban al arte de la beta.  Según informó la Central de Emergencias del 112, sobre las 10:00 horas la barca encalló y acabó hundiéndose, por lo que a sus tripulantes no les quedó más remedio que agarrar los aros salvavidas y saltar al agua. 
El concejal de Obras del Concello de Malpica, Miguel Ángel Fernández Mirás, que nada más enterarse de lo sucedido se presentó en el arenal carballés de Razo donde a media tarde se llevó a cabo el rescate, el naufragio tuvo lugar en la zona conocida como Punta de Razo. 
A partir de ese momento los marineros quedaron a merced de las corrientes, asidos a los salvavidas y sin posibilidad de alcanzar la costa. A primeras horas de la tarde sus familiares dieron la voz de alarma, toda vez que los pescadores solían estar de vuelta en casa para la hora de comer. 
A las 17.30 horas Salvamento Marítimo solicitó la colaboración del CAE 112 para tratar de localizar la embarcación. Fue así como se movilizaron los socorristas del arenal carballés de Razo a bordo de su zódiac y poco antes de las 6 de la tarde acabaron localizando a los dos náufragos en la zona conocida como Pedra do Boi, situado a poco más de un kilómetro de distancia del lugar donde, supuestamente, tuvo lugar el naufragio.
Los hermanos fueron llevados hasta la playa de Razo, en donde les esperaba una ambulancia en la que fueron atendidos de los evidentes síntomas de hipotermia que presentaban. Su rescate habría llegado cuando estaban justo al límite de sus fuerzas, sobre todo en el caso de uno de ellos. Uno de los hermanos está casado y tiene un niño, en tanto que el otro permanece soltero. Los dos abandonaron alrededor de las 7 de la tarde el arenal de Razo en la ambulancia que les trasladó el Chuac coruñés, donde quedaron ingresados.

Agradecimiento
Mientras los sanitario les estaban atendiendo, se presentó en Razo el concejal de Obras del Concello de Malpica, que previamente había sido avisado de lo sucedido por el patrón mayor de la localidad, Pedro Pérez Martelo.  Miguel Ángel Fernández Mirás se interesó por la salud de los marineros y después quiso agradecer en el nombre del Concello de Malpica y en el suyo propio, la intervención de los socorristas de Razo, que fue decisiva para que el naufragio no acabase en tragedia.
A lo largo de la tarde de ayer el patrón mayor y otros marineros de la localidad, a bordo de la lancha de la cofradía de pescadores, recorrieron la zona del hundimiento pero no encontraron restos de la embarcación.

Dos marineros de Malpica aguantan ocho horas en el mar tras naufragar su lancha