Desciende la cifra de nuevos positivos a 216 en Galicia y los casos activos se sitúan en 4.092

Una trabajadora de la área sanitaria de A Coruña realiza un PCR a un posible caso de Covid-19 | patricia g. fraga
|

Galicia registró en las últimas 24 horas un total de 216 nuevos positivos de coronavirus, diez menos que un día antes, y dos fallecimientos que se conocieron en la tarde del viernes y que elevaron el cómputo de las víctimas mortales en la Comunidad a 751.

Según los datos actualizados ayer por la Consellería de Sanidade, los casos activos -personas que todavía padecen la enfermedad- bajaron en 111, hasta situarse en los 4.092. Por su parte, las altas subieron en 325 y ya son 19.714 las personas curadas del Covid-19 en Galicia.

 

Dos fallecidos

Además, dos personas diagnosticadas con coronavirus perdían la vida el viernes. En concreto, se trataba de un hombre de 75 años que permanecía ingresado en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense y una mujer de 82 en el Complexo Hospitalario de Pontevedra.

Por áreas sanitarias, la de Ourense es la que más casos activos cuenta desde este sábado -hasta ahora, era la de A Coruña- con un total de 891, 40 más que el viernes. También suben las personas con la enfermedad en Santaigo, hasta 547 (ocho más). Por el contrario, los casos activos bajan en A Coruña, a 848 (-56); en Pontevedra, hasta los 722 (-43); en Lugo, a 503 (-23); en Vigo, a 460 (-31); y en Ferrol, a 121 (-siete).

Por su parte, los pacientes hospitalizados por Covid-19 en los centros sanitarios gallegos descendieron hasta los 229, unos catorce menos que este viernes. A pesar de ello, se incrementaron levemente aquellos que permanecen en las unidades de críticos, unos 35 del total.

 

La provincia más afectada

El área sanitaria de Ourense cuenta actualmente con el mayor volumen de contagiados ingresados por la pandemia, unos 73, de los que ocho permanecen en UCI. Otros permanecen en seguimiento domiciliario.

De ellos, el CHUO cuenta con 54, el HP Verín con 12, Valdeorras con cinco, Cosaga con uno en planta, y El Carmen con uno en  cuidados intensivos

Las autoridades sanitarias justificaron el endurecimiento de las restricciones en la ciudad de Ourense anunciado este viernes en la clara evolución negativa de la situación epidemiológica en el municipio. El informe de la Dirección Xeral de Saúde Pública advirtieron de las circunstancias específicas que se dan en este punto, con caso diarios que siguen apareciendo de manera continua, hecho que no sucede en otros ayuntamientos del área.

La tasa de incidencia en la comarca sigue en aumento, especialmente la de casos por 100.000 habitantes a siete días, que “triplica” la del conjunto de la comunidad autónoma. La investigación epidemiológica argumenta que esta evolución “se debe especialmente a las reuniones familiares de personas que no conviven de manera habitual y con extensión a las amistades”.

Estos brotes familiares, además, “también provocan la aparición de casos en los colegios”.

“El informe destaca que el brote en el ayuntamiento de Ourense está evolucionando claramente en sentido negativo, ya que la incidencia sigue aumentando y hay un alto número de ingresos y de traslados a unidades de críticos, hecho que se puede ir agravando si no se corta cuanto antes la transmisión”, añaden.

Además, los grupos de mayor edad “están muy afectados”, matizan, lo que puede implicar “un serio riesgo para estas personas” teniendo en cuenta las características del virus y el porcentaje que afecta a este tipo de casos”.

Desciende la cifra de nuevos positivos a 216 en Galicia y los casos activos se sitúan en 4.092