El bloqueo de Hércules de Armamento impide la llegada de la Ciudad de las TIC

21 agosto 2019 A Coruña.- Hércules de Armamento intenta atrasar de nuevo su desalojo de la Fábrica de Armas Las puertas de la antigua factoría pasan la mayor parte del tiempo cerradas, pero mantienen el rótulo
|

A pesar de los dos intentos de desalojo voluntario y de la posibilidad de desahucio que se planteó en repetidas ocasiones, lo cierto es que la Fábrica de Armas continúa sin actividad y obstaculizando su futuro. Desde el Gobierno indican que la situación sigue sin cambios, a la espera de una resolución judicial para llevar a cabo el proceso “con todas las garantías”, que podría llegar pasadas las elecciones generales del próximo domingo. Así, la judicialización del proceso está imposibilitando que distintas administraciones, como el Ayuntamiento o la Xunta, puedan activar en las instalaciones de la Fábrica de Armas proyectos para los que ya hay incluso partidas presupuestarias reservadas.

Hasta dos ultimátum para abandonar de forma voluntaria las instalaciones de Pedralonga  dio el Ministerio de Defensa en lo que va de año a la actual concesionaria, Hércules de Armamento, uno fijado para el 23 de mayo y otro para el 22 de agosto, aunque la empresa recurrió ambos –el Gobierno desestimó el último a principios de septiembre–. Así, Hércules de Armamento agotó todos los recursos en los que se podía amparar, aunque confía en que el proceso judicial impida su desalojo y defiende que su proyecto es compatible con la futura Ciudad de las TIC, uno de los usos que se le pretende dar a los terrenos y que todavía continúa a la espera desde hace meses. 

Preocupación 
En los próximos quince días, miembros del Ayuntamiento y del Ministerio de Defensa mantendrán una reunión para, entre otros asuntos, tratar la situación actual en la que se encuentra la Fábrica de Armas. La alcaldesa, Inés Rey, ya mostró su temor en septiembre a que la demora en desalojar la Fábrica de Armas pueda afectar al proyecto tecnológico, aunque reiteró que, tanto desde el Gobierno central como desde la Universidad –entidad a la que se le cederían mediante una nueva concesión del suelo los terrenos– le transmiten un mensaje de calma.

Con todo, el tiempo avanza y, a dos meses de que finalice el año, todavía se desconocen los plazos para que Hércules de Armamento abandone los terrenos de la antigua Santa Bárbara. Cabe recordar que Defensa rescindió el contrato que otorgaba la concesión a Hércules de Armamento en enero debido al impago continuado del canon de explotación. Sin embargo, los sucesivos recursos judiciales de la empresa están bloqueando la situación hasta el punto de que a día de hoy la factoría sigue sin actividad pero en manos de la compañía.

A la espera de poder hacerse con los terrenos, la Xunta destinó ya una partida de los presupuestos del próximo año –una parte importante de los 16 millones de euros que reserva la Administración autonómica para este apartado– para la creación del futuro polo de innovación tecnológico de Galicia, que se pretende ubicar en las instalaciones de Pedralonga, a la espera de dilucidar el futuro del edificio de la Fábrica de Armas y de determinar la cantidad exacta que se invertirá.

Pero además de la Ciudad de las TIC, en los terrenos que albergan unos 350.000 metros cuadrados también tendría cabida el nuevo hospital –que también tiene reservados más de 2 millones en las cuentas autonómicas–, ya que la Xunta estudia actualmente si ampliar el existente –en efecto espejo– o trasladar todo el complejo a Pedralonga, opción que parece ser la que más convence al Ejecutivo autonómico, que aseguró que antes de que finalice el año anunciará su decisión.

Ciudad deportiva
Un tercer proyecto entraría también en los planes para los terrenos de la Fábrica de Armas: la ciudad deportiva. El concejal de deportes, Juan Ignacio Borrego, ya anunció que podrían convivir todos los proyectos y que su departamento ya encargó estudios para ver las posibilidades.

Con todo, y desde Hércules de Armemento, defendieron de nuevo en los últimos meses no solo que su proyecto empresarial es viable, sino que también es compatible con el nuevo uso que se le quiere dar a las instalaciones de Pedralonga como polo tecnológico de la Ciudad de las TIC: Así, el director de la empresa, Ramón Mejuto, sostiene que “en 26 hectáreas hai sitio para todos” y que Hércules de Armamento no se opone a las TIC porque fueron “precursores en implantación de tecnoloxía punta”, por lo que su proyecto tendría que ver con el planteado desde el Ayuntamiento, la Universidad y la Xunta.

El bloqueo de Hércules de Armamento impide la llegada de la Ciudad de las TIC