BETANZOS - En punto muerto legal el caso de niñas trasladadas por su padre a Reino Unido

betanzos
|

La mujer que denunció a su expareja por "secuestrar" a sus dos hijas ha declarado esta mañana ante el juzgado de violencia de género de Betanzos (A Coruña) que habría observado indicios de un delito de violencia de género contra la madre de las menores pero no considera probado el delito por haber trasladado sin consentimiento materno a las niñas a Reino Unido.
Las niñas, de 7 y 14 años, faltan de su domicilio de Bergondo (A Coruña) desde el pasado 7 de septiembre cuando presuntamente fueron trasladadas a Londres por su padre sin el consentimiento de la madre, quien denunció los hechos ese mismo día ante la Guardia Civil aunque no ha sido hasta hoy cuando ha declarado ante la titular del juzgado número 3 de Betanzos.
En su comparecencia, la madre de las menores ha acreditado con un informe psicológico los malos tratos recibidos durante años.
La jueza, según ha relatado a los periodistas el abogado de la madre, José Manuel Segura, ha apreciado indicios de un delito de violencia de género que continuará instruyendo.
Sin embargo, no ha atendido la petición de orden de búsqueda y captura contra el padre de las menores.
"No se está aplicando la ley de violencia de género", ha lamentado Segura, quien ha explicado que el caso queda ahora en un "punto muerto" a la espera de la buena voluntad del padre a comparecer en el juzgado.
La normativa integral contra los casos de violencia de género señala que el menor debe ser protegido pero no existe una regulación clara sobre la atribución de la custodia provisional en un caso como éste.
La madre debe acudir ahora a la vía civil e interponer una demanda de guardia y custodia de los menores, un proceso que podría prolongarse hasta 2 años, ha alertado Segura.
Mari Luz, la madre de los menores, había comunicado a su pareja, con la que no estaba casada pero mantenía una relación de 17 años, su intención de separarse tres meses antes de los hechos.
El pasado 7 de septiembre, Mari Luz, quien por motivos laborales pasa algunos periodos fuera de casa, se percató de que las niñas, que habían pasado una temporada con su abuela paterna, no habían vuelto a la casa que ambos progenitores compartían y que faltaban las maletas y su ropa.
Desde entonces sólo ha podido mantener tres conversaciones telefónicas con las menores en las que éstas le han relatado que se encuentran en Londres viviendo en una habitación con su padre y otra persona; y otra con el propio padre de las niñas quien le habría asegurado que no tiene intención de volver.
Tras más de dos horas de declaración ante la jueza, Mari Luz, visiblemente emocionada, ha asegurado que "no dejará de luchar".
El padre de las menores es primo carnal de Rosario Porto, madre de la niña de 2 años Asunta Basterra, quien se encuentra en prisión acusada del homicidio de la menor cuyo cadáver fue encontrado hace algo más de una semana en una pista forestal cerca de Santiago, han señalado.
Por su parte, la asociación Ve-la Luz ha anunciado ya que iniciarán en las próximas semanas una huelga de hambre para exigir el cumplimiento de la ley de violencia de género y reclamar garantías en la protección de las víctimas y sus hijos.

BETANZOS - En punto muerto legal el caso de niñas trasladadas por su padre a Reino Unido