Riazor agota el papel

22 febrero 2015 / 23 febrero 2015 Fútbol Primera División Temporada 2014-2015 Deportivo-Celta 0-2 La imagen de los cánticos dirigidos a Tebas, también una parcarta en la zona de general
|

 

Primer gol del Deportivo para el encuentro del próximo domingo ante el Levante. Siempre que el encuentro se dispute, claro está.  El conjunto herculino ha conseguido uno de los objetivos que se había marcado para la ‘final’ ante los levantinos: agotar las entradas para que el estadio de Riazor presente un ambiente formidable de cara al trascendental choque correspondiente a la penúltima jornada de la Liga BBVA.
Con el propósito de completar el aforo del campo, el Deportivo lanzó esta semana una campaña en la que ofrecía a sus abonos la posibilidad de adquirir hasta cuatro paquetes de dos entradas cada uno por un precio de diez euros (cinco por localidad), para el compromiso ante el conjunto levantino, que llega a la cita prácticamente salvado y que se quedará matemáticamente en la categoría si puntúa en A Coruña. El Deportivo, en cambio, necesita la victoria para hacer bueno el empate del pasado fin de semana ante el Athletic de Bilbao en San Mamés, resultado que le ha servido para salir de las posiciones de descenso, pero que le mantiene en una situación extremadamente delicada, como la de Almería, Eibar y Granada.
Con la oferta de entradas para los abonados, el club coruñés ha conseguido colgar el cartel de entradas agotadas para el compromiso con el conjunto valenciano a falta de cuatro días para la cita y a pesar de la incertidumbre que rodea el partido por la amenaza de huelga.
Riazor estará lleno ante el Levante siempre que haya Liga y los abonados, que no tienen que pasar por taquilla, utilicen sus carnés para arropar al Deportivo  en la última cita del curso en el campo coruñés.
Además, el Deportivo ha obsequiado a cada uno de los mil aficionados que acompañaron al equipo el pasado fin de semana en Bilbao con una entrada gratuita para el choque con el Levante.

última opción
Los que no sean abonados ni tengan en su poder una de las entradas para el partido pueden aferrarse a una última opción. Y es que las localidades no retiradas por esos seguidores que viajaron a Bilbao el sábado pasado se pondrán a la venta mañana a las 10 horas en la oficina de atención al deportivista.
Esas entradas corresponden a la grada de Preferencia Superior Lateral, donde habitualmente se sitúa la afición rival.
Con el apoyo de una ‘bombonera’ a tope, el Deportivo intentará romper la racha de catorce encuentros consecutivos sin ganar en la que está inmerso.

Riazor agota el papel