Las obras del talud del Palacio de la Ópera comenzarán en quince días

Las vallas llevan años instaladas para proteger a los viandantes | patricia g. fraga
|

Los trabajos de estabilización del talud rocoso del Palacio de la Ópera, en la avenida de Arteixo, comenzarán en quince días, según confirmó ayer el Ayuntamiento.

La UTE Canarga-Sondeos del Norte será la encargada de acometer las obras, que tendrán un plazo de ejecución de seis meses y ascenderán a 547.093,54 euros sin IVA. La actuación pretende mejorar el terreno y el muro para evitar desprendimientos, instalando protecciones “adecuadas”, reza el proyecto, y adaptadas al espacio singular donde se ubica.

Así, se realizará un saneo previo de bloques potencialmente inestables y se colocará una malla de triple torsión, una red de anillos y un bulonado o anclaje. Habrá, también, un drenaje de la coronación del talud y se procederá a su conexión con la red, además de limpiar y sellar juntas.

Quejas vecinales 
Las vallas en el entorno del muro, colocadas para preservar la integridad de los peatones, se habían convertido en parte del paisaje y habían suscitado numerosas críticas entre los vecinos y usuarios, al restar espacio para caminar.

En agosto de 2018 el Ayuntamiento llevó a cabo obras de mejora en el Mural da Canteira, de Leopoldo Novoa, entre las que destacó la instalación de una placa con un texto que hace referencia a esta obra del pintor y escultor.

Los vecinos se quejaban del mal aspecto y la inseguridad que transmite el cercado, debido a la presencia de óxido en el mismo.

Inseguridad
El riesgo de que se desprendiesen piedras del talud era alto, especialmente en condiciones de humedad. Hace años, según se lee en la memoria justificativa, “se hicieron saneos en la pared debido a la caída de material y, aunque en la actualidad no ha habido antecedentes cercanos y relevantes de caída de bloques, se observan in situ pequeños fragmentos de roca en la acera al pie del talud y en el entorno de la cascada, que podrían deberse a pequeños desprendimientos desde el mismo”.

Además, añaden que se aprecian “algunas juntas abiertas” que producen, en ocasiones, en los voladizos “bloques traccionados”. La obra se hará de acuerdo con el estudio geotécnico y de estabilidad realizado previamente.

El Gobierno local aseguró ayer que los trabajos comenzarán, previsiblemente, en dos semanas, y tendrán una duración aproximada de medio año.

Las obras del talud del Palacio de la Ópera comenzarán en quince días