El Gobierno central aprueba el estudio informativo del ferrocarril a Langosteira

Vista aérea del Puerto Exterior de Punta Langosteira y de los alrededores por los que se soterrará el ferrocarril
|

La Autoridad Portuaria esperaba una respuesta inminente por parte del Ejecutivo central y ayer el Ministerio de Medio Ambiente hizo pública la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental del Estudio Informativo del Acceso Ferroviario a Langosteira a través de la inclusión de la resolución en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El presidente del Puerto, Enrique Losada, se mostró muy satisfecho con la decisión, a pesar de que todavía habrá que esperar hasta que acabe el verano para contar con el proyecto constructivo del trazado y saber la inversión que requiere la infraestructura.


El tren que dará servicio al Puerto Exterior de Punta Langosteira superó ayer una nueva fase administrativa, después de que desde Madrid se aceptara la alternativa 2A (la que contó con más apoyos de las tres opciones que existían a nivel local, por su menor impacto ambiental, algo que también resaltan desde la capital) para la construcción de las vías.


En su informe respecto al estudio de información, el Ministerio de Medio Ambiente subrayó precisamente ese “escaso impacto al entorno” para tomar una decisión positiva al respecto. Tras consultar a diversos organismos de las distintas administraciones, así como a grupos ecologistas tales como Adega, Ecologistas en Acción o WWF, y atender a las alegaciones recibidas, el departamento concluyó que el trazado afecta poco al medio natural por discurrir por un túnel en su mayor parte (4,52 kilómetros).

Advertencias y alegaciones
No obstante, puntualiza como condiciones al proyecto que cuando se ejecuten las actuaciones y en la propia explotación de la vía férrea el promotor deberá cumplir medidas preventivas de protección atmosférica y contra el ruido y las vibraciones. Asimismo no deberá dejar sin atención la protección de la fauna, los recursos hidrológicos o el patrimonio que pueda encontrar durante las obras, ya fuese a lo largo del trazado o en los alrededores.


Además, aunque se trata de una cuestión obvia, los técnicos insisten en que el Puerto y la empresa que resulte adjudicataria de los trabajos deberán coordinarse con Repsol, debido a la previsión de esta de construir su oleoducto hacia la dársena exterior.


Como se reconoce en el apartado de otras disposiciones, la declaración se enmarca en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) aprobado por el Ejecutivo central hace ya 12 años dentro del programa de acción para asegurar el acceso terrestre a los recintos portuarios. Durante todo el proceso previo a la resolución hecha pública ayer Medio Ambiente recibió un total de 180 alegaciones, divididas de tal manera que la mayoría (163) fueron de particulares. Otras once de asociaciones y el resto de empresas que se consideraron afectadas de alguna manera.

Los fondos, en el aire
En mayor o menor medida todas las ideas fueron atendidas y ahora falta conocer el proyecto para la llegada del ferrocarril a Langosteira, que está en la fase final de su redacción. El propio Enrique Losada reconocía hace escasos días que la idea es que el plan llegue a sus manos después del verano porque se empezó a tramitar al mismo tiempo que se aguardaba por el visto bueno medioambiental para no perder más tiempo, si bien no está claro cuando podrá ejecutarse.


Lo cierto es que no se conocerán el coste definitivo y el plazo de ejecución de los 6,55 kilómetros a construir hasta enlazar con las vías existentes en Pocomaco hasta que la concesionaria de la redacción presente el documento. Será entonces cuando se intente definir cómo se financia la obra, puesto que Losada comentó que la institución que dirige no dispone de más capacidad de endeudamiento debido a los créditos a pagar por la construcción del puerto exterior.

El Gobierno central aprueba el estudio informativo del ferrocarril a Langosteira