Siete altos cargos de la FIFA son detenidos por corrupción

ES2001. SAN SALVADOR (EL SALVADOR), 27/1/2015.- El presidente de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol Asociación (Concacaf), Jeffrey Webb, habla hoy, martes 27 de enero de 2015, durante un sorteo reali
|

 

La corrupción vuelve a ser protagonista en las horas previas a la inauguración del 65 Congreso de la FIFA, que tendrá que elegir presidente, ante el sobresalto vivido ayer tras la detención de siete de sus dirigentes por sospechas de fraude, blanqueo de dinero y organización mafiosa.
Cuando parecía que el principal debate iba a ser la continuidad del suizo Joseph Blatter o su relevo por el jordano Ali bin Al-Hussein, los procedimientos de la justicia estadounidense y la suiza han cambiado el escenario y asestado otro golpe a la maltrecha credibilidad de organismo.
La entrada de agentes policiales al lujoso hotel Baur au Lac en los Alpes a las seis de la mañana puso un prólogo de película a una maratoniana jornada en la que se oficializaron la investigación de la Fiscalía de Nueva York y un proceso penal en Suiza.
La primera, relacionada con la concesión de derechos a medios, mercadotecnia y patrocinio de competiciones organizadas en Estados Unidos y en América del Sur, ha llevado a las detenciones y al registro de la sede de la CONCACAF en Miami por agentes del FBI.
Los acusados estarían implicados en la obtención de sobornos por valor de más de 150 millones de dólares.
La segunda es consecuencia de la denuncia de la propia FIFA por sospechas de gestión desleal y lavado de dinero en relación con la elección de las sedes de los mundiales de 2018 y 2022.
Los detenidos son el presidente de la CONCACAF y vicepresidente de FIFA, Jeffrey Webb, de Islas Caimán, el uruguayo Eugenio Figueredo, vicepresidente de la Confederación Sudamericana (CONMEBOL) y vicepresidente de FIFA, el costarricense Eduardo Li, presidente de la Federación Costarricense (FEDEFUTBOL) y funcionario de FIFA, el brasileño José María Marín, ejecutivo de la Confederación Sudamericana (CONMEBOL), el nicaragüense Julio Rocha, expresidente de la Federación de su país y funcionario de FIFA y el británico Costas Takkas, exsecretario general de la Federaciónt de Islas Caimán.
También están acusados los ejecutivos de empresas relacionadas con la FIFA, Alejandro Burzako, de la argentina Torneos y Competencias; Aaron Davidson, de Traffic Sports USA, y Hugo y Mariano Jinkis, del Full Play Group de Argentina.

rechazan la extradición
Los siete altos dirigentes de la FIFA detenidos ayer en Zúrich declararon ante la policía y seis de ellos rechazaron ser extraditados a Estados Unidos.
“Una persona indicó durante la audición que estaba preparada para someterse al procedimiento de extradición simplificada”, informó el Ministerio suizo de Justicia y Policía, que no ofreció la identificación de esta persona.

Siete altos cargos de la FIFA son detenidos por corrupción