El atraso del convenio municipal no pondrá en peligro la futura Feira das Marabillas

QUINTANA. PLAZA AZCÁRRAGA
|

El retraso en la firma de los convenios nominativos del Ayuntamiento con las agrupaciones comerciales e, incluso, la incertidumbre sobre si el sistema de acuerdos seguirá siendo el mismo pone en duda la continuidad de muchos eventos en la ciudad. No obstante, una de las celebraciones más importantes, la Feira das Marabillas no corre peligro de desaparecer. La organización, representada en la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja (Aceca), asegura que si es preciso el mercado medieval genera ingresos suficientes como para mantenerse por si mismo.
“La feria medieval se financia  sola”, insiste el presidente de la agrupación, Adolfo López. Aunque no rechazan la subvención del Ayuntamiento, normalmente esta solo cubre una pequeña parte del coste derivado de la celebración. Por ello, la asociación estaría preparada para asumir la programación al completo. 
Si finalmente no se cierra el acuerdo con el Consistorio antes de que haya la necesidad de atar la agenda –algo improbable vistos los avances que ha dado el proyecto de presupuestos–, serviría “con solicitar el uso del suelo público como se hace para otras actividades” y conseguir el visto bueno del Gobierno municipal. 
En cualquier caso, todos los años la Concejalía de Cultura se ha implicado en el proyecto de la feria. Por ello, López recuerda al departamento que dirige José Manuel Sande que es preciso fijar una primera reunión para debatir la previsión para este verano. En poco tiempo se abrirá el plazo para que los vendedores soliciten su espacio en el ferial y también habrá que ultimar la contratación de la animación callejera, por lo que urge que las distintas partes implicadas debatan cómo seguir siendo un atractivo turístico de primer nivel.

El atraso del convenio municipal no pondrá en peligro la futura Feira das Marabillas