Monte Alto le pide a Negreira una solución a la falta de plazas de aparcamiento en la zona

|

El Ideal Gallego-2011-05-27-004-2dd3fc88

  p. g. l. > A CORUÑA

  El inicio de las obras para la transformación de Orillamar en un corredor verde en junio del año pasado hicieron saltar las alarmas en Monte Alto: el barrio no disponía de plazas de aparcamiento suficientes en superficie, y la situación iba a empeorar con el proyecto del Ayuntamiento para ampliar aceras y reducir el espacio para los vehículos. Según los vecinos, con la construcción de la senda verde y la reforma de la plaza de España y todo su entorno, esta zona perdió más de 270 estacionamientos, por lo que una de sus principales demandas al alcalde electo, Carlos Negreira, pasa porque el conservador busque una solución a este problema.
Hasta ahora, el gobierno de Javier Losada había iniciado un sondeo entre los residentes para estudiar la posibilidad de construir un párking frente a la escuela de artes y oficios Pablo Piccaso, que se gestionaría a través de la Empresa Municipal de Vivenda (Emvsa). Pero los vecinos de Monte Alto dudan de las condiciones establecidas por el Ayuntamiento para la venta de plazas en régimen de concesión, y de que el párking permita solucionar el problema que existe en la zona, ya que, tal y como recuerdan, en el proyecto inicial del corredor verde de Orillamar se proponían hasta dos aparcamientos alternativos para completar la reforma. También rechazan la posibilidad de que las obras del subterráneo obliguen a eliminar más estacionamientos en superficie en Os Pelamios.

Otras demandas > A las dificultades de movilidad, los residentes en Monte Alto añaden otras carencias. Creen que el nuevo gobierno conservador, que tomará posesión el día 11, debería prestar atención al mantenimiento de los solares en mal estado, así como estudiar la posibilidad de poner en marcha un plan de vivienda en la zona, que fomente la llegada de nuevos vecinos al barrio.
Apuestan porque la zona cuente con locales de ensayo, más escuelas infantiles, centros de día o espacios de uso público. Reclaman mejoras en la iluminación y en el servicio de transporte público, la instalación de más bancos adaptados a las personas mayores que residen en el barrio, baños públicos en el Campo de Marte o más juegos infantiles. Además, recuerdan su propuesta para que la antigua cárcel se convierta en un centro social intergeneracional.

Promesas > Algunas de las peticiones de los vecinos de Monte Alto están incluidas en el programa que diseñó el equipo de Negreira para la zona. Así, el popular propone realizar reformas generales en todo el barrio, desde el acondicionamiento de aceras en mal estado y la eliminación de obstáculos, hasta la renovación del alumbrado público o la mejora del mantenimiento del entorno de la Torre de Hércules.
En cuenta a las plazas y parques, el PP se comprometió a instalar baños públicos autolimpiables en el Campo de Marte, la mejora del mobiliario urbano y la ampliación del área infantil de la plaza de España. También quieren remodelar el entorno de la antigua cárcel, con la implantación de una pista deportiva y una zona canina; la rehabilitación de los alrededores de la playa de As Lapas; el acondicionamiento de la rampa de acceso al arenal de San Amaro y la reforma de la cubierta del mercado municipal.
Negreira también anunció durante la campaña su intención de que construir un centro de día en Adormideras, y estudiar la posibilidad de crear un estacionamiento para autocaravanas.


 

Monte Alto le pide a Negreira una solución a la falta de plazas de aparcamiento en la zona