Varios expertos determinan que “El Piñas” murió de un tiro preciso

|

El Ideal Gallego-2011-05-04-008-b675ef91m. pérez > a coruña
  Alfonso Piñeiro, “El Piñas”, murió de un disparo “preciso” un tiro limpio y certero en la cabeza. Al menos así lo confirmaron los especialistas de las fuerzas de seguridad que declararon ayer en la sección primera de la Audiencia Provincial. Con este testimonio se   niega el que el lunes ofreció al juez I.G., el principal acusado del crimen, que el pasado 8 de mayo de 2008 terminó con la vida de este traficante en su domicilio de Arteixo.
I.G. aseguró que nunca había manejado el arma y que si la accionó fue sólo para amedrentar al Piñas que quiso huir después de nua discusión provocada por diferencias en la venta de 800 gramos de cocaína. El imputado aseguró que la víctima tenía intención de engañarlos –a él y a su compinche– con la venta.
La viuda de Piñeiro también se sentó ayer ante la sala. Ella sabía que aquel día había una reunión en su casa y que allí llegaron en un coche dos hombres y dos mujeres. Durante casi todo el encuentro permaneció con su hijo pequeño en otra habitación  y sólo se alteró al oír gritos en el exterior. Explicó que al escuchar las voces salió y vio al imputado –al que conocía de otras ventas– salir detrás de su marido con la pistola en la mano. Acto seguido, oyó como uno de los dos –supuestamente Piñeiro– dejaba de correr y entonces escuchó a la víctima decir “para para, no dispares”. De inmediato sintió una única detonación, supuestamente la que acabó con la vida de su pareja.
Vio entonces como tres personas abandonaban la casa al grito de “corre, vamos”, aunque debido a que el pasillo estaba a oscuras, no pudo identificar a ninguna. Ni a las dos chicas, que aún no han sido detenidas, ni al inculpado A.J. –al que I.G. exculpa–, ayer en el banquillo. Después se quedó en la casa con M.A. el amigo del fallecido y le pidió que no saliese, por miedo a que corriese la misma suerte.

Varios expertos determinan que “El Piñas” murió de un tiro preciso