Marón afirma que los ciudadanos juzgaron con “excesiva dureza” la gestión de Losada

|

El Ideal Gallego-2011-05-28-009-3262fd95

  l.f. > a coruña

  Carmen Marón renunció a su acta de concejal el martes, el mismo día que Javier Losada, si bien esperó hasta ayer para comparecer públicamente y explicar sus razones y, de paso, realizar un análisis sobre los resultados electorales que han llevado a los socialistas a perder la alcaldía y tres de los once concejales que tenían en el anterior mandato. Bajo su punto de vista, “se ha juzgado con excesiva dureza e incomprensión a nuestro alcalde”, pues, según indicó, “ha sido un inmenso valor” que “ha gobernado con firmeza y ha dejado un gran legado”.
La todavía edil de Hacienda y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento atribuyó el fiasco del 22 de mayo a la combinación de “demasiados factores”, que han llevado a que “no se juzgara la gestión de un gobierno municipal”. Al igual que el alcalde en funciones vinculó la derrota a la crisis económica, si bien la socialista destacó también el papel juzgado por las concentraciones del movimiento Democracia Real Ya. “Que eso ocurriera a tres días de unas elecciones ha decantado el voto”, indicó la responsable municipal, que sumó el “desgaste” del ejecutivo local, después de 28 años de color socialista, a las causas del vuelco electoral.

Dimisiones > Tratando de contener la emoción, Marón se mostró convencida de haber tomado la “decisión correcta, de responsabilidad y coherencia”, aunque evitó pronunciarse sobre si otros miembros de su partido deberían seguir su estela, después de que varias voces reclamaran la dimisión de Salvador Fernández Moreda como concejal y como secretario xeral del PSOE en la provincia. “Yo no juzgo a nadie, cada uno toma sus decisiones en función de sus prioridades”, manifestó la portavoz, que, sin embargo, fue más tajante a la hora de analizar el comportamiento de Carlos González-Garcés, que el jueves irrumpió en una comparecencia de la titular de Servicios Sociales, Silvia Longueira, para expresar su malestar por el trato recibido por los miembros del grupo municipal socialista, a los que acusó de ningunearle. “Rotundamente no”, contestó a las preguntas sobre la veracidad de estas afirmaciones. “Los que quieren pueden participar en los actos de campaña como deseen, pero creo que es su obligación como militantes”, indicó la socialista, que reprochó a Garcés su “frágil memoria”. “Por sus hechos les conoceréis”, zanjó.
La edil no dejó entrever sus preferencias para sustituir a Losada como líder de los socialistas coruñeses. Aseguró que la sucesión deberá realizarse “con cariño y cordialidad, y en beneficio de la ciudad”.


 

Marón afirma que los ciudadanos juzgaron con “excesiva dureza” la gestión de Losada