‘Los Hispanos’ logran otra gesta en Europa

Krakau (Polen), 29. Januar 2016. Im Halbfinale der Handball-Europameisterschaft trifft Spanien (schwarz) auf Kroatien (weiß).
|

La selección española de balonmano ha logrado sobreponerse a Croacia (33-29) en las semifinales del Campeonato de Europa de Polonia, tras un encuentro con un continuo intercambio de golpes en el que los ‘hispanos’ dieron muestras de su mejor versión en algunas fases del encuentro para citarse con Alemania en la final.
Después de un inicio dubitativo de campeonato, españoles y croatas se citaron en semifinales tras un arreón final en una ajustadísima ‘Main Round’. Los ‘Hispanos’, tras un mal arranque, dieron un recital en los últimos compases del primer parcial que les permitió coger una amplia ventaja, que no fue suficiente para evitar un final de infarto. Hasta los últimos minutos, los de Manolo Cadenas no consiguieron distanciarse en el marcador, en los que los contragolpes apuntillaron el pase a la final.
Un parón que sirvió para aclarar un poco las ideas del equipo español, al menos, las del central Raúl Entrerríos, que con dos perfectas asistencias y no menos sobresaliente gol logró recortar (4-5) las diferencias.
Los goles de García permitieron que España aguantará durante unos minutos su ventaja (23-19) en el tanteador, pero el problema del cansancio, comenzaba a planear sobre el conjunto español, en concreto, sobre Dujshebaev al que la falta de aliento le hizo ir perdiendo poco a poco lucidez.
Suficiente para que Croacia lograse acercarse (24-23) en el marcador. Toda una prueba para conocer realmente el carácter de una selección, que si algo había tenido hasta el momento de positivo en este Europeo, a falta de juego, había sido su oficio para manejarse en los momentos de máxima tensión.
Un examen que pasó y con creces el equipo español, que no desaprovechó la exclusión del croata Marino Maric, para situarse, con dos goles a la contra de Víctor Tomás con una renta de cuatro goles (30-26) a menos de seis minutos para el final.
Tiempo en el que España, pese a los apuros que le creo la defensa individual que Croacia planteó por toda la pista, manejó con madurez el partido hasta sellar definitivamente la victoria (22-29) con tres paradas consecutivas, dos de ellas de penalti, del joven Gonzalo Pérez de Vargas.

Diez años después
De esta forma España regresa a la final continental 10 años después y peleará por su primer oro, con el doble premio de ganarse el pase directo a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. En frente, el mismo adversario con el que abrió la competición en Polonia, Alemania, al que ya consiguió imponerse en el partido inaugural y que se deshizo en la prórroga de Noruega (34-33).
Ahora habrá que confiar en que, tras el esfuerzo de ayer, los seleccionados españoles recuperen bien de cara a la final.

‘Los Hispanos’ logran otra gesta en Europa