El Gobierno apunta a Forcadell como responsable de lo que pase el lunes

|

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, apuntó a Carme Forcadell, presidenta del Parlamento catalán, como la primera responsable jurídica y política de la aprobación el lunes de la resolución independentista. “Sin ningún género de dudas”, proclamó.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría recordó que el Tribunal Constitucional señaló una advertencia al admitir a trámite los recursos de PP, PSC y Ciudadanos contra la celebración de ese pleno: el Alto Tribunal señala que el Parlamento tiene que velar por el cumplimiento de la Constitución durante el debate, por lo que su presidenta es la primera concernida por esa advertencia.
En este sentido, la vicepresidenta recalcó que Forcadell es la presidenta del Parlamento de Cataluña, representa a “la totalidad” de la Cámara y dejó “de amparar en sus derechos a la mitad” de los parlamentarios de ese Parlamento.
En su comparecencia, Sáenz de Santamaría explicó que si el pleno del Parlamento catalán aprueba el 9 de noviembre el texto planteado por Junts pel Sí y la CUP, el Gobierno “inmediatamente, ese mismo lunes, iniciará los trámites para el recurso” ante el Tribunal Constitucional, poniendo en marcha “toda la maquinaria”.
Agregó que pedirán con urgencia el informe del Consejo de Estado que es preceptivo y en cuanto lo obtengan se “convocará de manera urgente el Consejo de Ministros” para dar luz verde a la interposición del recurso, en el que pedirán la suspensión de esa declaración independentista. “La inmediatez en la actuación del Gobierno será absoluta”, enfatizó, para añadir que quieren recabar los informes previos en los “mínimos plazos”.
Después de que JxSí y la CUP hayan ampliado su resolución soberanista para “blindar derechos” ante impugnaciones del TC a leyes catalanas, la vicepresidenta del Gobierno restó trascendencia al anexo presentado ayer por Junts pel Sí y la CUP a su propio texto independentista porque no se pueden “blindar” del cumplimiento de la ley.
“No hay manera posible de blindarse al respeto a la Constitución, a la ley y a los derechos fundamentales de todos los ciudadanos”, aseguró.
Por eso, reiteró que si el Parlamento catalán aprueba ese texto “desoyendo las advertencias del TC”, el Gobierno recurrirá y “esa declaración no producirá ni uno solo de los efectos”. Los independentistas “pueden inventarse todas las cláusulas que quieran”, aseguró.

El Gobierno apunta a Forcadell como responsable de lo que pase el lunes